Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teófila Martínez: “Hay gente que pide para comer y resulta que tiene twitter”

La alcaldesa de Cádiz revoluciona las redes sociales con sus declaraciones

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez (PP), se ha convertido en centro de polémica a causa de sus declaraciones sobre las redes sociales. Para Martínez es “llamativo” que personas con pocos recursos utilicen estos medios: “Tanto twitter y tanta opinión. Hay gente que ha venido al Ayuntamiento a pedir ayuda social para comer y resulta que tiene una cuenta en twitter, y que sepa yo, eso cuesta dinero”. La alcaldesa ha rectificado a continuación, para matizar que se refería al coste del acceso a Internet, y no al alta en esta red social, cuyo uso es gratuito.

Vídeo del programa Cádiz directo

Precisamente el alcance de estas palabras se ha multiplicado en Twitter, donde Teófila Martínez ha llegado a convertirse en trending topic por la cantidad de cometarios, algunos en tono de humor y muchos críticos, que ha recibido su afirmación.

La alcaldesa hacía referencia al uso de las redes sociales tras ser preguntada en rueda de prensa por el homenaje que una peña gaditana pretendía rendir a uno de sus concejales, José Blas Fernández. La peña ha dado marcha atrás después de que le llegaran numerosas críticas, sobre todo, a través de Internet. Este mismo edil, número dos en el gobierno municipal, presentó hace unos días una querella contra el autor de un canal en Youtube en el que se difunden vídeos críticos sobre Cádiz y arremete contra políticos locales. Estos episodios se suman a otro fenómeno en la red, el de Inmaculada Michinina, una vendedora que pidió en el pleno municipal más licencias para el mercadillo de Cádiz. Su vídeo no para de crecer en visitas y su petición, alojada en el portal Change.org, cuenta ya con más de 80.000 apoyos.

El equipo de gobierno ha visto en los últimos meses cómo las críticas a través de diversos canales se han multiplicado. También ha aumentado el número de intervenciones en el pleno municipal de ciudadanos disconformes con las medidas del equipo de Teófila Martínez. Tras la sucesión de varias sesiones polémicas, el equipo de gobierno decidió a principios de agosto reducir de 174 a 125 personas el aforo del salón de plenos con el argumento de que se trataba de una medida de seguridad porque las vigas del consistorio son de madera.