Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional investigará a la expareja del empresario Jorge Roca

María Aguila Aladrén está encarcelada por supuestamente haber defraudado dinero de Emarsa

El Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional ha aceptado estudiar la pieza 8 del caso Emarsa, en el que se investiga un agujero millonario en la gestión de la depuradora de Pinedo. La pieza se refiere al presunto delito de blanqueo de capitales imputado a María Aguila Aladren, expareja del empresario fugado, Jorge Roca.

Así consta en una providencia, con fecha 12 de agosto, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), en la que se acuerda la inhibición de esta pieza del procedimiento valenciano. El magistrado solicitó la inhibición al considerar que los hechos investigados en la misma tuvieron lugar fuera de España.

Tras aceptarse en Madrid la investigación, el juez ha acordado remitir las actuaciones originales al Juzgado Central de Madrid y, además, comunicar al director del centro penitenciario de Picassent (Valencia) que la imputada queda a disposición del juzgado de Madrid.

Aladren, única encarcelada por esta causa, era pareja de Jorge Roca y creó una sociedad -Lot Monopoly SCI- con diferentes cuentas en las que supuestamente se ingresó parte del dinero defraudado en Emarsa, procedente de otras entidades administradas por el imputado.

La pareja convivía desde el año 2007 en Igualada. Luego, en 2008, trasladó su domicilio a la localidad de Salviac, en Francia. Y en febrero de 2009, la mujer constituyó la entidad Lot Monopoly SCI, con sede en Sol de Deyme, en Salviac, de la que es gerente.

Hasta Malta

Aladren está imputada por presuntamente cometer en Francia un delito de blanqueo de capitales, y por después desplegar su actividad delictiva en Malta, en fechas posteriores a la comisión de los hechos que se investigan en el caso Emarsa y que se sitúan entre los años 2004 y 2010.

Al respecto, se ha podido averiguar que la mujer transfirió el 29 de marzo de 2011 a una cuenta de Roca, cuando ya se desconocía su paradero, 236.000 euros. Sobre este extremo, la imputada declaró que hizo transferencias a su entonces pareja desde Francia después de que éste se lo ordenara, una vez iniciado el procedimiento penal y materializada su desaparición, a través de un teléfono móvil que le hizo llegar por correo después de marcharse.

Estas instrucciones, según afirmó, consistían en poner a la venta los bienes que habían adquirido en Francia por la empresa Lot Monopoly. Una vez obtenido el dinero de las mismas, debía transferirlo a las cuentas bancarias que el imputado le iba indicando, tal y como así hizo.

Así, se contempla que Roca, indiciariamente, transfirió desde España fondos provenientes de Emarsa a la empresa Lot Monopoly, domiciliada en Francia, donde se produce la adquisición de los mismos por parte de la gerente o titular de la empresa. Estos fondos permanecieron en Francia y se desconoce si fueron depositados en alguna entidad bancaria o transformados en bienes.

Desde Francia fueron transferidos a Malta una vez iniciado el proceso penal. Finalmente, una vez ingresados en la cuenta de Walnut Grove LTD, de Roca, se transfirieron a favor de ciudadanos de nacionalidad china.