Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colita: “Era un gran contador de historias”

Personalidades del mundo de la cultura y la política horan la figura de Oriol Maspons

Múltiples personalidades del mundo de la cultura y la política han honrado la figura de Oriol Maspons, fallecido este lunes en Barcelona a la edad de 84 años. El consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, ha destacado la "gran proyección internacional" de su obra, que se ha expuesto en los grandes centros de referencia de la fotografía en el mundo. Maspons "es maestro y referente de una gran parte de la generación actual de fotógrafos", ha afirmado el consejero. Mascarell lo ha calificado como "uno de los principales enlaces del mundo cultural catalán de los años 60 y 70 con la modernidad europea".

“Oriol era gracioso, ácido, vitriólico. Lo conocía desde 1957, cuando yo tenía 16 o 17 años y venía a La Garriga para llevarme a bailar. Desde entonces hasta esta mañana a las once, que ha fallecido”. Colita fue una de las mejores amigas del fotógrafo. “Mi relación con él tenía dos vertientes, porque además yo me dediqué a la fotografía por su culpa. Le veía trabajar, le ayudaba en sus sesiones y decidí empezar a hacer retratos porque me parecía divertido y fácil. Yo no fui a ninguna escuela, pero aprendí de los mejores, como él”, explicaba ayer por teléfono con emoción contagiosa. “Primero fuimos amigos y luego colegas, hemos trabajado juntos en varias ocasiones”, explica la autora de excelentes imágenes como las de la bailaora Carmen Amaya durante el rodaje de Los Tarantos de Rovira Beleta, expuestas en arrebatado blanco y negro recientemente en Barcelona. 

Pep Serra, director del MNAC, remarca que Maspons fue un exponente en los años 60 y 70 y el "padre de toda una generación" 

“A Oriol le encantaba provocar y cuanto más lo hacía mejor se lo pasaba. Le gustaba ser el centro de atención y tenía un gran sentido del humor que se veía reflejado en sus fotografías. Era un gran contador de historias, lástima que no haya escrito sus memorias, serían espléndidas. Otros se las podrían haber ahorrado”, continuó Colita.

La fotógrafa también destacó la modernidad de Maspons. “No solo por ser fotógrafo de la gauche divine, también por sus imágenes de modelos, sus retratos y por importar el reportaje humanista francés de Brassaï o Cartier-Bresson a España. Él y la generación de Ramon Masats y Xavier Miserachs, que no tienen nada que envidiar a los mejores fotógrafos franceses”.

Pese a que Oriol Maspons siempre, según Colita, fue un fotógrafo reconocido, no ha contado con grandes premios. “Ha sido un gran error no darle el Nacional de Fotografía, porque se concede por la trayectoria artística y profesional de un fotógrafo y la de Oriol era impresionante. Solo hay que echar una ojeada. Se lo han dado a otros que no tenía su trayectoria y es por los enchufes, tejemanejes y estupideces que siempre hay en estas cosas”, asegura la artista con la energía y temperamento que la han caracterizado siempre. “Lo peor es que a él le ha sabido mal no tenerlo, porque era consciente de que se lo merecía”.

Incluso en estos momentos, a Colita no le cabe duda que “Oriol estaría loco de contento por todo el jaleo que está organizando con su muerte. Si pudiera, miraría por un agujero su funeral, que siempre pidió que fuera divertido. No sé si lo conseguiremos”.

La escritora catalana y exdirectora general de la Biblioteca Nacional Rosa Regàs ha lamentado que Maspons "no ha recibido el reconocimiento que se merecía en Cataluña". En declaraciones a Europa Press, Regàs ha destacado de Maspons que "dio todo su talento en una época en que era muy difícil, casi como ahora". El también escritor Luis Goytisolo lo define como un autor con un "instinto excelente para captar el momento o el gesto de la persona. Quizá el más sutil de todos los fotógrafos de su momento".

El director del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), Pep Serra, ha resaltado que "ahora es más el momento de dar el pésame a la familia y el museo ya le está agradecido de por vida por la colaboración que ha hecho, que es extraordinaria". Ha remarcado que Maspons fue un exponente fotográfico en los años 60 y 70 y el "padre de toda una generación", con ejemplos como Colita. A su juicio, expresó una "mirada muy sólida y rica". El museo que dirige está preparando una exposición con parte del material que conserva.

David Balsells, asesor de fotografía del MNAC y amigo personal de Maspons, ha calificado al fotógrafo como "uno de los más importantes fotógrafos de la postguerra que trajo las vanguardias".

A través de un comunicado, el alcalde de Barcelona Xavier Trias ha destacado que supo fotografiar "contrastes" de la ciudad como el barraquismo del Somorrostro y los personajes de la Gauche Divine. Desde el 1 de agosto el Museu d'Història de la Ciutat expone en el Saló del Tinell la muestra Periferias urbanas, donde la ciudad perdía el nombre. Barcelona, 1947-1985, que enseña fotografías de la capital catalana durante la posguerra, algunas de ellas tomadas por Maspons.

Más información