Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘policía autonómica’ esquiva los recortes y crece en un 20%

Andalucía cuenta con 601 agentes y dispone ya de grupo en Algeciras

Agentes de la 'policía autonómica', en una paraje natural de Sevilla. Ampliar foto
Agentes de la 'policía autonómica', en una paraje natural de Sevilla.

A pesar de la ola de recortes, 148 agentes se han incorporado a la conocida como policía autonómica, lo que supone un incremento de casi un 20%. Esta unidad cuenta ya con 601 policías para reforzar la prevención del medio ambiente, la lucha contra el juego ilegal y la ayuda a menores y a las víctimas de la violencia machista. El presupuesto de esta unidad policial, nacida en 1993 con 100 agentes destacados en Sevilla, ronda los cuatro millones, abonados al 60% por el Gobierno central y al 40% por la Junta. Los 601 agentes están desplegados ya en las ocho capitales y Algeciras, el grupo más reciente con 12 agentes.

La unidad de policía autonómica cuenta con 77 policías específicamente dedicados a la prevención y lucha contra las agresiones machistas a través de la Dirección General de Violencia de Género de la Consejería de Justicia e Interior y el Instituto de la Mujer. La prevención es un objetivo primordial, ya que hasta un 80% de las víctimas mortales no había presentado denuncia previa. Por eso los agentes quieren centrarse en intentar adelantarse. “Se trata de detectar los indicios ocultos durante esa fase en la que el problema forma parte del ámbito absolutamente privado”, indica José Antonio Varela, director general de Interior, Emergencias y Protección Civil. En 2012 las víctimas mortales fueron siete mujeres (de un total de 49 en España). Esta cifra ya se ha alcanzado en solo ocho meses de 2013.

La unidad colabora para coordinar a los equipos sociales y policiales implicados para paliar la violencia machista a través de los grupos de trabajo de la Comisión Permanente del Observatorio Andaluz de la Violencia de Género.

La recogida de denuncias sigue perteneciendo a la Guardia Civil y la policía, y luego actúa la maquinaria judicial con fiscales y jueces especializados, dedicados a la protección de las víctimas. La policía autonómica busca servir de enlace con ONG y servicios sociales para identificar amenazas y las causas que impiden a las mujeres denunciar.

Distribución

El aumento de efectivos fue sellado ya en 2007 en el acuerdo rubricado entre el Gobierno andaluz y el Ministerio de Interior, pero hasta ahora, seis años después, no ha podido hacerse realidad. Este súbito aumento de agentes es el primer paso de un acuerdo que se propuso la creación de 725 puestos de trabajo y se fijó como objetivo alcanzar el millar de policías para esta unidad.

La policía autonómica cuenta con 148 nuevos agentes: 33 se incorporan a Sevilla, 29 a Jaén, 21 a Almería, 18 a Cádiz, 15 a Córdoba, 13 a Málaga, 12 a Huelva y siete a Granada.

En este sentido, la unidad policial adscrita a la Junta desarrolla labores de sensibilización sobre la violencia machista a través de múltiples actividades, especialmente en el ámbito educativo. Además, gestiona los cursos específicos sobre la materia en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), donde se forman todos los policías locales, bomberos y servicios de emergencias de la comunidad.

Las funciones de esta unidad son múltiples y abarcan desde la investigación de incendios a la vigilancia de vertidos, inspecciones del juego (máquinas tragaperras y bingos), seguimiento de los festejos taurinos, protección del patrimonio histórico y reducción del absentismo en barrios como el Polígono Sur de Sevilla. “Realizamos un informe de situación y metodología para ubicar al chico (…) Y si vemos riesgo para los menores trasladamos a los niños”, concluye Miguel Escudero, inspector del grupo especializado en protección de menores.

Sobre el juego, las inspecciones en máquinas recreativas fueron pasaron de 7.423 en 2011 a 10.345 el pasado año. Las denuncias de los agentes aumentaron en paralelo de 262 a 383.

Sobre la coincidencia con la Guardia Civil en los temas medioambientales e investigación de incendios, Varela afirma que “hay trabajo para todos y no hay celos competenciales. El director general avanza que están inmersos en un plan estratégico hasta 2016, entre cuyos objetivos está divulgar las labores de esta unidad.

La idea de que esta unidad se asemeje a la Ertzaintza o a los Mossos d´Escuadra por volumen y competencias estuvo en su día sobre la mesa en los despachos de Justicia y San Telmo. Pero hoy está descartado. “El mandato es potenciar al máximo las posibilidades y el aumento de efectivos”, remacha Varela.