Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hoteles de la Costa del Sol prevén un 3% más de pernoctaciones este verano

El sector habla ya de “recuperación” en la Costa del Sol gracias al turismo extranjero

Varios turistas se fotografían desde el mirador de Gibralfarorn Ampliar foto
Varios turistas se fotografían desde el mirador de Gibralfaro

El sector hotelero de la Costa del Sol respira optimismo y habla del “verano de la recuperación”. El primer tramo de la temporada alta ha sido bueno y las previsiones para los próximos meses permiten intuir un incremento medio de las pernoctaciones del 3% en relación al mismo periodo de 2012, que ya vivió un repunte de estancias y turistas. La consolidación del mercado internacional, con británicos y nórdicos a la cabeza, y “un ligero repunte” del nacional, mucho más tocado en los últimos años por la crisis, permite un análisis positivo de los meses estivales. “Son datos frescos, ilusionantes y reales”, apuntó ayer el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol, José Carlos Escribano, que invitó, no obstante, a “no bajar la guardia”.

Málaga capital, que continúa con su tendencia al alza como destino urbano, y Marbella, que vive un repunte en el segmento de lujo (especialmente de turistas rusos y marroquíes), destacan en las cifras de crecimiento que se esperan para el litoral malagueño. El sol y playa sigue como principal atractivo para los turistas, aunque “gana terreno” y ayuda a consolidar el destino la oferta complementaria de golf, salud, cultura o gastronomía.

El presidente de la patronal hotelera hizo algunas precisiones a la hora de detallar los próximos tres meses. Agosto es tradicionalmente un mes que tiene al mercado nacional como protagonista. En mayo, junio y julio se ha producido un leve aumento de las estancias, especialmente durante los fines de semanas, y eso permite vislumbrar una ocupación del 80% para el mes turístico más fuerte del año, un punto por encima de la registrada en 2012. A esto se unirán, además, las reservas de última hora. Con la crisis, el viajero español reduce jornadas de vacaciones y distancia, pero continúa viajando. Más del 50% de los turistas que visitan la Costa del Sol son “de cercanía”, es decir, provienen de algún punto de Andalucía, además de Madrid y Cataluña.

Para septiembre y octubre, las circunstancias son distintas. La previsión de crecimiento de las pernoctaciones es del 2% y los conflictos en el norte de África y Turquía provocarán un desvío de turistas hacia la costa malagueña. “Ya se ve en los touroperadores”, explicó Escribano. El protagonista volverá a ser el mercado internacional. Tras británicos y nórdicos, están los alemanes.

Luis Pérez Gascón, gerente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viaje de Andalucía, confirmó los datos optimistas y confió en una evolución positiva de su segmento, que en 2012 registró un descenso de las ventas del 8%. Las cifras se prevén mejores para la parte receptora de turistas, aunque la emisora (viajes al exterior) de momento está cosechando datos “preocupantes”. Los andaluces continúan decantándose por viajes a Europa (Londres, París o Viena), al Caribe y a Estados Unidos, aunque en verano las opciones más demandadas son las playas. Eso sí, las estancias son más cortas.