Parla acumula 110 millones de euros en pérdidas desde 2009

Los ingresos anuales del Ayuntamiento han bajado de 112 a 72 millones de euros en cuatro años

Los últimos cuatro años de gestión de Parla (PSOE), con José María Fraile de alcalde al frente de una nave con múltiples vías de agua, arrojan un déficit de 110 millones de euros. Desde 2009 el municipio ha cerrado el presupuesto con unas pérdidas de 27 millones de media. La diferencia entre ingresos y gastos fue de hace cuatro años de 26,7 millones. Lejos de amainar, el déficit subió a los 28,1 millones en 2010 y se disparó hasta 33,5 un año después. En el ejercicio de 2012 la cifra experimentó un descenso de más de diez millones, quedándose en 21,1.

Los informes del Ayuntamiento en todo este tiempo, relativos a la ejecución de ingresos y gastos, concluyen una vez tras otra que “se incumple el objetivo de estabilidad presupuestaria”. Así, en el ejercicio de 2009 los ingresos reconocidos fueron de 112 millones frente a unos gastos de 138,7 millones. El desequilibrio se acrecentó el curso siguiente, con unos derechos reconocidos netos de 93 millones y unas obligaciones reconocidas netas muy superiores (121,2 millones).

El desfase alcanzó su techo en el presupuesto de 2011, con unos ingresos por un valor de 76 millones y unos gastos de 109,5. Finalmente, el ejercicio de 2012 deja 72,4 millones a favor y 93,6 millones en contra. Los sucesivos presupuestos corroboran el colapso del municipio, que en solo cuatro años ha visto cómo se reducían sus ingresos en 40 millones. Aunque el ritmo en el recorte de los gastos ha sido similar, no ha sido suficiente para equilibrar las cuentas de la localidad de más de 120.000 habitantes a la que la crisis ha golpeado de lleno, mutando su condición de tierra prometida a Ayuntamiento fallido. De hecho, el pasado febrero el Tribunal Superior de Justicia declaró nulo el presupuesto de Parla de 2003. Exactamente igual que los de 2005 y 2009, anulados de forma parcial o por entero.

Al déficit se añade una deuda que roza los 400 millones, de los que más de 340 son con proveedores, 40 con la banca y el resto, unos 14, con la Comunidad. Fraile lleva en el cargo desde finales de 2008, tras la decisión del secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, de dejar la alcaldía para centrarse en el PSM.

Los interventores municipales vienen denunciando desde 2011 el incumplimiento sistemático del principio de estabilidad presupuestaria. Así, el pasado 26 de marzo recalcaba “la manifiesta sobreestimación de ingresos” mientras se destinaban por ejemplo 1.936 euros al espectáculo de zarzuela Los Gavilanes o 20.000 euros a las fiestas patronales de 2012. En noviembre de 2011 la entonces interventora municipal comenzó a emitir informes de los gastos del Ayuntamiento que entendía que no debían realizarse “en ningún caso” por los “graves desequilibrios. La interventora, exconcejal socialista en Pinto, pidió el traslado tras negarse a avalar con su firma los pagos del Consistorio.

La nómina de Fraile, embargada

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Parla ha ordenado el embargo “sobre el sueldo y demás emolumentos” del alcalde de la ciudad por un importe total “a retener o embargar” de 3.341,87 euros, de los que 2.570,67 son la partida que se reclama y los 771,20 restantes corresponden a intereses. José María Fraile, con un salario líquido de 2.510,05 euros, afronta desde mayo una retención de 860,73 euros, lo que implica que habrá cubierto la deuda en su totalidad en cuatro nóminas. La cantidad exigida se debe a un procedimiento judicial de ejecución de títulos.

El embargo fue fijado en un decreto por el concejal delegado de Hacienda, Patrimonio, Contratación, Personal y Régimen Interior, Fernando Jiménez Díaz, con fecha 22 de mayo. El documento insta a las dependencias municipales de Intervención y Tesorería a que “adopten las medidas precisas en orden a la efectividad” de la resolución, “debiendo practicarse la retención correspondiente indicada e informarse al afectado y autoridad embargante”.

No es la primera vez que embargan a Fraile en su etapa como regidor. La justicia ya decretó hace dos años el embargo por valor de más de cuatro millones de varios bienes públicos (locales, quioscos municipales e incluso terrenos) por los impagos a Servidrive, SL, empresa privada que gestionó las instalaciones deportivas.

En agosto de 2011, en plena crisis local por los despidos que se iban a acometer a final de año (66 trabajadores municipales), Fraile ya solicitó un adelanto de la paga extra de diciembre, de 2.500 euros.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS