Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos sanitarios reclaman suprimir la patronal de la XHUP

Las centrales abogan por la negociación directa con la Generalitat

Salud considera que la propuesta de los sindicatos no es realizable

Los sindicatos presentan su propuesta de negociación colectiva. Ampliar foto
Los sindicatos presentan su propuesta de negociación colectiva.

Nueve sindicatos sanitarios catalanes pidieron ayer suprimir las patronales de la Red de Hospitales de Utilidad Pública (XHUP en sus siglas en catalán). Asimismo, reclamaron pactar las condiciones laborales del sector directamente con la Generalitat, y que se mantenga provisionalmente su convenio colectivo, que perdió su vigencia el 7 de julio con la extinción de la ultraactividad. CCOO y UGT no se sumaron a la petición.

El proceso afecta a 50.000 trabajadores entre médicos, personal de enfermería y no sanitario de los centros concertados. Fuentes del Departamento de Salud consideran que la propuesta sindical no es realizable, y que “debe haber una negociación centro por centro”.

Xavier Lleonart, portavoz de Metges de Catalunya, reclamó en rueda de prensa desvincular la negociación colectiva de “intermediarios que absorben los recursos públicos, como es el caso de consorcios y patronales”. Puso como ejemplo a Daniel de Alfonso, director de la Oficina Antifraude de Cataluña, que el 23 de julio en la Comisión de Sanidad del Parlament consideró los consorcios mixtos son un mal modelo para la gestión sanitaria, ya que se sirven del dinero público para favorecer intereses privados.

La propuesta de los sindicatos afecta a las patronales Unión Catalana de Hospitales (UCH), Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC) y Asociación Catalana de Entidades de la Salud (ACES). La UCH declinó dar su opinión sobre la petición sindical. Este periódico se ha puesto en contacto con el CSC y no ha obtenido respuesta alguna de la entidad. Por contra, Lluís Monset, director general del ACES, considera que la propuesta de los sindicatos no tiene base legal, porque “el sistema sanitario catalán deja la provisión del servicio en manos de las empresas, que son las que pueden negociar con los trabajadores”.

Los sindicatos piden además que la Generalitat mantenga o incremente los presupuestos que se destinan a la sanidad; califican el sistema sanitario catalán como uno de los “peor financiados de España”, y argumentan que el Departamento de Salud ha reducido el gasto sanitario de 1.297,45 euros por persona en 2010 a 1.150,18 en 2012, muy por debajo de la media estatal (1.296).

Las organizaciones firmantes —entre ellas Metges de Catalunya, el Sindicato de Enfermería de Cataluña, la Unión Sindical Obrera de Cataluña o la Confederació General de Trabajadores— se pronunciaron después de que el convenio colectivo decayera con el fin de la ultraactividad y CCOO y UGT llegaran a un acuerdo con la patronal del sector, que contempla una rebaja salarial del 5%, además de la suspensión de complementos económicos y cambios en la jornada laboral. Lo sindicatos disidentes no se sumaron al acuerdo porque el 69% de los trabajadores lo rechazó en las consultas en los centros de la XHUP.