Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directora del San Pío V, investigada por supuesto delito contra el patrimonio

La FSP de UGT denunció a Paz Olmos por el traslado de cuadros a una parroquia

El Juzgado de Instrucción número 16 de Valencia ha incoado diligencias previas contra la directora del Museo San Pío V de Valencia, Paz Olmos, tras recibir una denuncia de la Fiscalía por presuntos delitos "contra el patrimonio histórico".

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana han confirmado a EFE que esas diligencias se encuentran en el juzgado de Instrucción, aunque el expediente del caso aún está en poder de Fiscalía, que recibió en mayo una denuncia de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT-PV.

La fiscal jefe, Teresa Gisbert, remitió el 14 de junio la denuncia al decanato para que el juzgado de instrucción competente siguiera con la investigación por presunto delito o falta contra el patrimonio histórico.

Este sindicato presentó el 2 de mayo la denuncia ante Fiscalía tras tener conocimiento de que 18 de la obras artísticas del Museo San Pío V estaban depositadas en el Real Monasterio de El Puig de San María y que de estas, algunas habían sido llevadas a la parroquia de Nuestra Señora del Puig de la ciudad de Valencia.

Según señala la FSP en la denuncia, se produjo un "traslado de obras artísticas de gran valor sin autorización de los técnicos del Museo San Pio V", lo que habría podido suponer "posibles deterioros por razones de cambios de luz, humedad o temperatura". "Las condiciones de conservación de los mencionados cuadros no son las idóneas, incluso alguno de ellos se encuentran sin bastidor o enrollado", según sostuvo la federación de UGT ante la Fiscalía.

El responsable de la secretaria de Administración Autonómica y de Justicia de la FSP de UGT-PV, Gonzálo Fernández, considera que esta es una "muestra más de la multitud de desastres que se han producido con Paz Olmos, a la que nombraron directora sin tener ni idea", ha añadido.

Según Fernández, el sindicato está a la espera de que el juzgado que lleva el caso se pronuncie al respecto, y ha agregado que los servicios jurídicos de UGT están estudiando la manera en la que pueden personarse en la causa.

Control de las obras

La directora del Museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia, Paz Olmos, ha asegurado que esta entidad "vela en todo momento por el control de sus fondos depositados en otras instituciones", como es el caso de las piezas que tiene en depósito, por mandato del patronato de la pinacoteca, el monasterio del Puig de Santa María y la Iglesia de Nuestra Señora del Puig. Asimismo, recalca que ha sido ella quien ha abierto la investigación sobre estas obras y, por tanto, "quien ha velado en todo momento por el control de las mismas".

De igual modo, precisa que el depositario de estos cuadros, que es la Orden de la Merced, es "el responsable de su conservación y seguridad, debiendo solicitar permiso al museo para su restauración y traslado".

Olmos, que asegura que no se le ha notificado el inicio de esa investigación judicial, argumenta que el depósito de las obras se hizo por orden ministerial en los años comprendidos entre 1954 y 1965 "con graves deficiencias documentales". En todo caso, "está acreditado que fue antes de que Paz Olmos fuera directora general de Patrimonio y directora del Museo de Bellas Artes, puesto que ejerce desde julio 2011", hace notar.

En la misma línea, señala que se tuvo constancia de "la falta de documentación y de control respecto a las obras depositadas a la Orden de la Merced en el año 2008, cuando la Dirección General de Patrimonio" -ocupada entonces por ella- solicitó un inventariado de todas obras pertenecientes al Museo de Bellas Artes de Valencia depositadas en otras sedes.

Olmos incide en que "desde el Museo de Bellas Artes se está realizando un control periódico de las obras con la visita de los técnicos del mismo tanto al Monasterio como a la Iglesia" y, de hecho, "hoy mismo se ha realizado la última visita de control que continuará mañana".