Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU, Esquerra y PSC consuman el veto al síndico Agustí Colom

Los diputados de ICV abandonan en señal de protesta el Parlament tras una agrio debate y votación secreta

Jaume Bosch (i) y Joan Herrera (d), en el Parlament. Ampliar foto
Jaume Bosch (i) y Joan Herrera (d), en el Parlament.

Las previsiones se acabaron cumpliendo y el pleno del Parlament elegió ayer a tres de los siete integrantes de la Sindicatura de Cuentas tras una votación que consumó el pacto de CiU, Esquerra y el PSC para vetar a Agustí Colom, propuesto por Iniciativa. Los diputados apretaron el botón de manera secreta, pero el Parlament difundió horas después una nota en la que se explicaba que Colom solo había logrado 15 votos a favor (los de ICV), 67 en contra (nacionalistas y PSC) y 49 abstenciones del resto de partidos, incluido ERC.

Para elegir a los síndicos se requieren tres quintas partes de la cámara (81 diputados), una cifra que superaron Jaume Amat y Jordi Pons, propuestos por CiU y ERC, respectivamente. Lo mismo ocurrió con Miquel Salazar, candidato del PSC, que será quien ocupe la plaza que correspondería a Colom, en aplicación de la aritmética parlamentaria.

“A muchos socialistas se les debería caer la cara de vergüenza”, dijo Jaume Bosch (ICV), quién acusó al PSC de hacer de “monaguillo de CiU” por acabar beneficiándose del rechazo que provoca Colom en CiU para ganar otra plaza en la Sindicatura.

Joan Herrera, coordinador general de ICV dijo que nacionalistas y socialistas “quieren taparse las verrgüenzas” y que “deben tener muchas cosas que esconder porque sólo así me lo explico”. El diputado reclamó que se levante la obligación de confidencialidad que afecta a Colom, que ya fue consejero seis años. En esa época elaboró, entre otros, el informe Crespo sobre irregularidades en la sanidad que el resto de síndicos le tumbó y no permitieron que se hiciera público.

“El problema de Colom es que es un síndico molesto e incómodo, que ha destapado más casos que otros”, dijo Bosch, quien insistió en que el PSC “logra un sitio que no le corresponde tras una operación mezquina”.

Jordi Turull, portavoz de CiU recordó que su grupo avisó hace meses que no apoyarían a Colom y recordó a ICV que en numerosas ocasiones tampoco han secundado a los candidatos que ellos proponían para otros órganos. Jordi Tarrades justificó la actuación del PSC para evitar el bloqueo de la Sindicatura y reprochó el comportamiento de ICV. “Algunos se presentarán ahora como los campeones de la transparencia”, dijo.