Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide a Fabra medidas ante los casos de supuesta corrupción

Puig pide una "regeneración democrática profunda"

EU información de contratos con Taroncher

Compromís quiere que el presidente valenciano vaya "más allá"

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha manifestado hoy que si el secretario general del PP valenciano, Serafín Castellano, acaba "también imputado" por la querella por prevaricación presentada contra él, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, debe tomar decisiones que van "mucho más allá de lo que ha hecho hasta el momento" para afrontar los casos de supuesta corrupción que afectan a su partido.

Puig ha sostenido que el asunto del consejero de Gobernación es "un paso más del caso PP", ya que "aquí no hay caso Castellano, como no hay caso Bárcenas", sino un "caso PP" basado en la "financiación ilegal permanente del PP los últimos 20 años" y en el "enriquecimiento de personas vinculadas" al partido.

Para Puig, es una situación "difícilmente soportable" tener "encausados a diez diputados, preencausados a otros", y si finalmente el secretario general del PPCV resulta imputado, se dará "un paso muy importante" en la "ingobernabilidad" de la Comunidad Valenciana.

El dirigente socialista ha asegurado que, tras 20 años de gobierno del PP, la Comunidad es "inviable" en términos económicos de autogobierno y el Gobierno de la Generalitat es "inviable" en términos de "decencia democrática".

Puig, quien ha rehusado adelantar qué medidas "de mayor calado" debería adoptar Fabra en caso de que Castellano fuera imputado, ha destacado que el discurso del presidente de "tolerancia cero" con la corrupción contrasta con una realidad que no tiene nada que ver con esa postura, sino que se acerca al "encubrimiento".

"O hay una regeneración democrática profunda, o hay una alternancia higiénica, o lo que está en cuestión es el funcionamiento de la propia democracia", ha aseverado.

Ha resaltado que en la Comunidad Valenciana es "difícil" romper relaciones entre el PP y el PSPV, porque "no existen", si bien hay que "poner una frontera" entre los que apuestan por la regeneración y la ética en la política, y los que pretenden "simplemente servir de tapadera a la corrupción" y están "en connivencia directa con los delincuentes".

El dirigente socialista ha calificado de "falta de vergüenza enorme" los sobresueldos de los diputados populares, y ha resaltado que los socialistas destinan el dinero de la asignación de las Cortes "básicamente a luchar contra la corrupción que ellos están generando".

Según ha dicho, los socialistas han pedido la reunión urgente de la comisión de gobierno interior del Parlamento valenciano para tratar "el escándalo de los sobresueldos" del PP, y van a llegar "hasta el final".

Puig ha afirmado que Mariano Rajoy "está encubriendo a un delincuente y hay connivencia", y ha considerado que los mensajes telefónicos del presidente del Gobierno con el extesorero del PP Luis Bárcenas le recuerdan "mucho aquello de te quiero un huevo".

Por su parte, el síndic de Compromís en las Cortes, Enric Morera, ha señalado que la propia doctrina del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, de expulsar de la Administración a los imputados por corrupción política "se tiene que aplicar a todos, incluyendo sus consejeros y a él mismo".

El portavoz de Compromís ha indicado en un comunicado que "incluso Alberto Fabra tiene que ir más allá y aplicarse a sí mismo esa doctrina si acabara imputado por la denuncia presentada contra él en un juzgado de Castellón por presunta corrupción urbanística".

EU exige medidas

El portavoz adjunto de EUPV en las Cortes Valencianas, Lluís Torró, ha reclamado al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que tome "medidas urgentes" respecto a la situación de Serafín Castellano. Esquerra Unida califica, en un comunicado, de "incomprensible e inadmisible" el silencio de Serafín Castellano respecto al asunto Taroncher, una vez que ha llegado al juzgado.

"Los contratos y las relaciones entre sus consejerías y la empresa están allí", ha afirmado Torró, quien ha recordado que "la propia Consejería de Sanidad, tal vez por error", les dio una parte de esa información", aunque no del resto de consejerías que ha dirigido Castellano.

"La situación ha llegado a un punto en que no puede seguir escondiendo la cabeza bajo el ala y es necesario dar la cara públicamente y explicar qué es lo que está pasando y qué relaciones han tenido las consejerías de Castellano con las empresas de Taroncher", ha añadido el portavoz adjunto de EUPV en la cámara autonómica.

Para Esquerra Unida, "hace falta que Fabra abra los cajones y proporcione toda la información sobre la contratación con la red de empresas de la familia Taroncher que, hasta el día de hoy, nos han sido negando sistemáticamente".