Acuerdo de todos los grupos del Parlamento en defensa del naval

Los diputados aseguran que el sector corre un "riesgo mortal"

Votación en el Parlamento
Votación en el Parlamento PARLAMENTO GALLEGO

El Parlamento gallego ha aprobado  una declaración institucional en defensa del sector naval justo un día antes de la reunión que mantendrá el comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, con el ministro de Industria, José Manuel Soria, y los presidentes de Asturias, Galicia y País Vasco. La declaración conjunta expresa el "peligro" que supondría para el sector naval de Galicia que Almunia "decida materializar su amenaza" de que España debe devolver las ayudas del tax-lease, tras la denuncia en 2006 de los astilleros holandeses.

Más información
El ministro de Industria espera una solución satisfactoria
Almunia dice ahora que “hay margen” para negociar
La UE hace zozobrar a los astilleros

El Parlamento defiende en su manifiesto el "buen saber hacer" de los trabajadores, así como los productos de alto valor añadido que posee el naval gallego y de hacerlo con una elevada productividad e incorporando las más modernas tecnologías. Se trata de un sector industrial "clave para Galicia y España, que sufre una amenaza mortal" por beneficiarse de un mecanismo de financiación que sitúa los astilleros gallegos en condiciones parecidas a las del resto de los estados de la Unión Europea. Los parlamentarios aseguran que además de "dramáticas consecuencias" industriales, económicas y laborables, supondría un trato discriminatorio respecto a Francia, "que en un expediente similar fue eximida de devolver las ayudas por aplicación del principio de seguridad jurídica". "Si en ese momento lo argumentado por Francia fue válido para la Comisión Europea, ahora debería aplicarse el mismo criterio y no otro", específica la declaración.

Por ello, el Parlamento de Galicia, insta a la reconsideración de la propuesta avanzada por el comisario de Competencia para que no exija el reembolso con carácter retroactivo de las bonificaciones fiscales percibidas de acuerdo con la legislación española. 'Son sólidos los argumentos jurídicos que avalan esta petición', añade, pero también expresa la convicción de que la Comisión Europea no puede permitir hundir un 'sector industrial de un estado miembro', ya que multiplicarían la recesión económica y el grave problema de desempleo que afecta al país

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS