Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Césped de la Garrotxa para Maracaná

Mas visita la catedral del fútbol brasileño, cuyo parterre mantiene una empresa de Olot

Artur Mas cabecea un balón en el césped del estadio de Maracaná.
Artur Mas cabecea un balón en el césped del estadio de Maracaná.

El verde de La Garrotxa también puede exportarse. Que se lo pregunten si no a la empresa RoyalVerd, originaria de esta comarca de la provincia de Girona y que es responsable de que el césped que pisaron las estrellas de la Copa Confederaciones y pisarán en el Mundial de 2014 en la catedral futbolística de Maracaná. El estadio carioca luce una alfombra verde perfecta gracias a la tecnología que ha aplicado RoyalVerd, novedosa en Brasil y que la empresa ensayó antes en el Camp Nou y en el Estadi Lluís Companys, además de otros estadios del sur de España y Francia.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, visitó este martes Maracaná dentro de su viaje oficial a Brasil. Ni él ni el consejero Felip Puig, que le acompaña en la gira, pudieron resistirse a marcarse unos toques en el césped. La comitiva del presidente pasó la jornada del martes en Rio de Janeiro para “vender” la experiencia olímpica de Barcelona y exportar el modelo de ciudad que las Olimpiadas de 1992 dejaron en herencia. “El éxito fue organizar unos juegos pensando en el día después de los juegos”.

Mas visitó Maracaná acompañado de miembros de la candidatura olímpica de Rio 2016 y de la empresa Royalverd. El director general de la compañía, Eudald Morera asegura que su salto a Brasil es fruto del momento económico que se vive en Europa. “La crisis nos ha obligado a salir”, explica. En Brasil trabaja con un socio local con el que han creado una compañía que factura 12 millones al año.