Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El valenciano en Secundaria se demora una vez más

Escola Valenciana reclama por registro de entrada a Educación la catalogación lingüística acordada

En pleno debate sobre el concepto de la lengua propia de los valencianos, Escola Valenciana y los sindicatos STEPV, CC OO-PV y FETE-UGT pusieron en evidencia la demora de la catalogación lingüística de los puestos docentes en Secundaria. Acompañado por representantes de los tres sindicatos, el presidente de la entidad cívica valencianista, Vicent Moreno exigió por registro de entrada a la consejera Educación, María José Català, que agilizara “los trámites burocráticos que frenan la publicación de la orden para la catalogación lingüística” en valenciano de los puestos docentes en Secundaria y Bachillerato, un documento que considera “prioritario”.

El acuerdo sobre este tema se produjo el pasado mes de febrero con el apoyo unánime de la Mesa Técnica de Educación, donde están representados todos los sindicatos. Escola Valenciana considera que la catalogación debe hacerse efectiva antes de comenzar el curso 2013-14, teniendo en cuenta que durante el mes de julio se adjudican las plazas vacantes. “Han pasado demasiadas décadas de esta reivindicación”, se lamentó Moreno. “Es preciso”, añadió, “que la Administración valenciana de prioridad a la resolución de esta injusticia con el alumnado”.

 Maestros suprimidos

 Por otra parte, el STEPV aseguró ayer que “la modificación unilateral por parte de la consejería de las plantillas de Primaria y el aumento de ratios generalizada en toda la etapa ha provocado la supresión de 923 puestos de trabajo, el triple que el curso pasado”. También denunciaba este hecho FETE-UGT días atrás y subrayaba que, con estas cifras, y “a día de hoy” sobran de las plantillas de los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria, el 3,7% del total de la plantilla.

Estos 921 maestros y maestras suprimidos “serán los primeros que haya que recolocar de manera provisional o definitiva”, explicaba FETE, en los actos de adjudicación previstos para los días 4 y 5 de julio en las direcciones territoriales de Educación y del 12 al 15 de julio, mediante peticiones telemáticas. Este “alarmante número” de supresiones advierte el STEPV, supone que “cerca de un millar de maestros interinos que no tendrán vacante para el curso que viene, cifra que se conocerá definitivamente el 25 y 30 de julio, cuando se publican los listados provisionales y definitivos respectivamente, de las adjudicaciones de profesorado interino”.