Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de trabajadores reclaman en la calle la renovación de sus convenios colectivos

Convocados por CC OO, LAB y UGT han cubierto una jornada de paro de cuatro horas

Manifestación en Bilbao en defensa de la renovación de los convenios.
Manifestación en Bilbao en defensa de la renovación de los convenios.

Miles de trabajadores vascos han vuelto a salir hoy a la calle, convocados por CCOO, LAB, UGT y ESK, para reclamar la renovación de sus convenios en vísperas del próximo día 7, cuando cerca de 70 convenios sectoriales y decenas de ámbito de empresa pierden su vigencia por efecto de la última reforma laboral.

En el marco del paro de cuatro horas -entre las 10.00 y las 14.00 horas- convocado por dichos sindicatos entre los cerca de 300.000 trabajadores vascos afectados por el decaimiento de sus respectivos convenios a partir del domingo, se han celebrado manifestaciones en las capitales vascas en defensa de la negociación colectiva.

Los convocantes no han facilitado cifras sobre la incidencia de la huelga parcial debido a las dificultades que entraña el seguimiento de un paro de cuatro horas de carácter "multisectorial", según ha argumentado el secretario general de UGT de Euskadi, Raúl Arza.

Arza ha tomado parte en la manifestación que ha recorrido la Gran Vía de Bilbao junto con los secretarios generales de CCOO de Euskadi y de LAB, Unai Sordo y Ainhoa Etxaide, respectivamente.

Los sindicatos destacan que la lucha continuará después del 7 de julio

En declaraciones a los periodistas, los responsables sindicales han coincidido en poner de manifiesto el escenario de conflictividad e inseguridad jurídica que va a provocar el decaimiento de los convenios en las empresas. Por ello, han llamado a la patronal a lograr un acuerdo que permita el mantenimiento de la negociación colectiva.

El secretario general de CCOO de Euskadi, Unai Sordo, ha afirmado que el 7 de julio "no termina nada" y que los sindicatos no van a cejar en la movilización y en la negociación para dar salida a los convenios pendientes de renovación.

Sordo ha criticado la actitud de las organizaciones empresariales, que, a su juicio, "están actuando con una exagerada mala fe en este proceso de negociación -con los sindicatos- si piensan que van a poder dejar de aplicar los convenios colectivos a partir del lunes".

El dirigente sindical ha considerado "una irresponsabilidad" que la patronal vasca Confebask "traslade a las empresas la dificultad del conflicto y el riesgo de la inseguridad jurídica" que va a traer consigo la nueva situación.

Por su parte, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha instado a Confebask a que apueste por la negociación colectiva y ha considerado que "hay tiempo" para lograr un acuerdo que permita el mantenimiento de los convenios.

Según ha dicho, "Confebask sabe que dar capacidad a los empresarios para atacar unilateralmente salarios no es más que generar una situación al servicio de unas pocas cuentas de resultados, de unos pocos empresarios".

También para el secretario general de UGT de Euskadi el acuerdo con la patronal "es posible" y ha llamado a Confebask a tener "altura de miras". El sindicalista ha agradecido "el intento del Gobierno vasco" -se ha reunido hoy con los empresarios- en favor de que la patronal "sea consciente de lo que está en juego".

En la marcha celebrada en Vitoria en defensa de los convenios sectoriales y de empresa, han tomado parte unas 2.000 personas. Los manifestantes han recorrido la distancia entre la plaza del Artium y la plaza de Correos y han portado pancartas que hacían alusión a conflictos laborales más concretos, como el del sector de la madera, el de las subcontratas de limpieza y el de panaderías y pastelerías.

El seguimiento del paro en Alava ronda el 55 %, mientras que la patronal alavesa (SEA) no ha facilitado datos sobre el impacto de la huelga en este territorio, han informado a Efe fuentes sindicales a partir de datos provisionales,

En San Sebastián, varios centenares de personas han participado en la manifestación que ha partido del Boulevard y ha recorrido el centro de la capital guipuzcoana al grito de "Movilización, única salida".

La representante de LAB Garbiñe Aranburu ha asegurado que los trabajadores no van a renunciar a sus derechos y ha recalcado que la "pelea" continuará a partir del 8 de julio.

En el mismo sentido, se ha manifestado el representante de CCOO José María García, quien ha declarado que la patronal "no está dispuesta a suavizar" sus planteamientos sobre la negociación colectiva.