Orozco lleva a la juez sus cuentas desde que accedió a la alcaldía en 1999

El regidor socialista acudió a declarar a petición propia ante la instructora de la Operación Pokémon, en la que está imputado

El alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, presentó ayer sus “cuentas” a la juez que lleva la Operación Pokémon, una investigación sobre una supuesta trama para el amaño de concesiones públicas en Galicia y fuera de Galicia en la que está imputado por tráfico de influencias y cohecho. En su segunda comparecencia ante la titular del juzgado número 1 de Lugo, Pilar de Lara, realizada a petición propia, el regidor socialista declaró poco más de tres cuartos de hora, tiempo en el que la juez solo le realizó una pregunta. “Yo le expliqué todo, mi total inocencia y mi inquietud por verme envuelto en unos hechos que desconozco totalmente”, afirmaba el alcalde a la salida del juzgado, en referencia al auto en el que De Lara apunta al posible cobro de comisiones por parte de Orozco de la empresa que gestiona el servicio de la ORA en la ciudad.

Orozco le presentó sus “cuentas” desde el 1 de enero de 1999, año en el que accedía a la alcaldía de Lugo, en una primera legislatura en la que gobernó con el BNG. “Le expliqué esas cuentas y como soy totalmente inocente espero que la justicia así lo reconozca. Como hay que creer en la justicia, a pesar de todo, estoy seguro que la justicia hará justicia conmigo”, proclamaba. Fue el propio regidor el que informaba de que la juez “solo” le realizó una pregunta. “Lo demás fue una declaración que le dejé por escrito”, ratificaba sobre el interrogatorio al que no acudió la fiscalía. “Le ha entregado una nota de lo que él creía conveniente para el ejercicio de su defensa y la nota ha quedado unida a los autos”, intercalaba su abogado, Gregorio Ordoñez.

Más información
El alcalde alega que no dimite porque sería “un acto de cobardía”
Orozco pretende que se cite como testigo a la juez De Lara

Para hoy a las cinco de la tarde está citada a declarar la mujer de Francisco Fernández Liñares, el principal imputado de la Pokémon, un exedil socialista y expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil que fue mano derecha del alcalde Orozco. A la esposa de Liñares se le imputa un presunto delito de blanqueo de capitales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS