La Acadèmia acusa al PP de vulnerar la ley con su creacionismo lingüístico

Hace valer su autoridad como ente normativo al ignorar su dictamen Apunta que las reliquias del íbero son "inexistentes o imperceptibles" El ente normativo pide a las Cortes que no se emplee la lengua para enfrentar

La Acadèmia Valencia de la Llengua (AVL) es el ente normativo del valenciano, según marca la ley autonómica. Y como tal este lunes terció en la polémica generada por una proposición no de ley, presentada por el grupo parlamentario del PP, que se alinea con el creacionismo lingüístico para hundir las raíces del valenciano en el pueblo ibérico.

La Acadèmia presentó a la Mesa de las Cortes una declaración institucional en la que considera que la iniciativa “vulnera el ordenamiento jurídico” al “ignorar” su pronunciamiento sobre esta cuestión. La propuesta parlamentaria insta también al Consell a dirigirse a la Real Academia Española para que modifique la definición de valenciano en su diccionario. Tras la controversia y las burlas provocadas por su proposición, el PP pretende que esta decaiga del periodo de sesiones.

Esta proposición “vulnera el ordenamiento jurídico valenciano en la medida que ignora un pronunciamiento oficial como es el Dictamen sobre los principios y criterios para la defensa de la denominación y la entidad del valenciano, emitido por la AVL —la institución normativa del idioma valenciano (artículo 6.8 del Estatuto de Autonomía)”, según la declaración institucional. El ente normativo insta a la Mesa a que comunique el escrito a todos los grupos parlamentarios su texto, que fue aprobado por asentimiento en el pleno celebrado el pasado viernes.

Añade que, además, la propuesta “no respeta, en la redacción, la normativa lingüística oficial de la AVL, que es de aplicación obligatoria a todas las administraciones públicas de la Comunitat Valenciana”, de acuerdo con el artículo 41 del Estatuto de Autonomía. Por último, la Acadèmia “pide con firmeza a los grupos parlamentarios que no se utilice la lengua como instrumento político de confrontación entre los valencianos”.

En su argumentación, el ente normativo explica que “la lengua valenciana, como ocurre en cualquier otro idioma, se ha configurado a lo largo de la historia con aportaciones de las diferentes civilizaciones y culturas que, en épocas pasadas, se asentaron en el actual territorio valenciano”.

“El valenciano, propiamente dicho”, prosigue, “se conformó a partir del siglo XIII, cuando fue llevado aquí por los repobladores catalanes y aragoneses que acompañaron a Jaume I, como demuestra la historia, la documentación medieval, la onomástica y la filología, en especial la fonética, la morfología, la sintaxis y el léxico históricos, que muestran su procedencia del latín”. “Por esto, valencianos, catalanes, baleares, y los habitantes de otros territorios de la antigua Corona de Aragón, compartimos una misma lengua, aun cuando, debido al paso de los siglos, cada zona ha mantenido o incorporado formas y vocablos propios”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Acadèmia se ciñe a su autoridad como ente normativo, sin entrar en otras consideraciones sobre la estrategia del PP de desviar la atención con temas identitarios o sobre el propósito del Consell de reducir la AVL de 21 a 11 miembros, para lo que necesita los votos de la oposición.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS