Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Luis Torrús García / Jornalero

“No es limosna, cotizamos para ello”

El trabajador ha pasado de echar 60 jornales en un año normal a ninguno este año, tras la reducción de la cosecha olivarera en un 80%

Luis Torrús García. Ampliar foto
Luis Torrús García.

A sus 27 años, Luis Torrús García no vislumbra el momento en el que podrá independizarse. Tiene novia, pero lo de casarse no entra por ahora en sus planes. “Me veo obligado a seguir viviendo con mis padres, sin ningún ingreso no se puede hacer ningún proyecto de futuro”, comenta este joven linarense, uno de los miles de damnificados este año por haberse quedado sin subsidio agrario. Desde hace años, Luis ha venido trabajando en la recolección de la aceituna en una finca de 7.000 olivos en la vecina localidad de Jabalquinto. En una campaña normal echaba entre 50 o 60 jornales como vareador, recogedor o portador de sopladora.

“Siempre me sobraban jornales para solicitar el subsidio agrario”, recuerda. Pero este año todo ha sido distinto. La reducción de la cosecha olivarera en más de un 80% ha provocado que su patrón no haya tirado de él con lo que no ha disfrutado de un solo jornal. Además del trabajo en las distintas campañas agrícolas, para completar las peonadas necesarias para el subsidio también están las obras del antiguo PER que generan los Ayuntamientos. Como en su ciudad natal, Linares (61.000 habitantes), no le han llamado nunca, decidió empadronarse en Jabalquinto (2.300 habitantes) buscando mejor fortuna. “Creía que me llamarían antes, pero tampoco ha habido suerte”, comenta Luis con cierta desesperanza.

Así las cosas, este jornalero se ve forzado a seguir viviendo con su familia, que no tiene más ingresos que la pensión de 1.200 euros de su padre, un extrabajador de Santana Motor. Torrús no solo dejará de cobrar este año los 426 euros durante seis meses sino que, como le ocurre a todos los eventuales agrarios, tiene que abonar mensualmente su cotización a la Seguridad Social, el conocido como sello agrario, de 86 euros mensuales. “Que nadie piense que el subsidio agrario es una limosna, tenemos derecho a una prestación porque para eso cotizamos todos los meses”, subraya. En la provincia de Jaén se estima que son unos 2.000 los afectados por no haber alcanzado las 20 peonadas. Con todo, los perceptores del subsidio en Andalucía, por provincias, son: Sevilla (31.304), Córdoba (19.695), Jaén (15.548), Granada (13.271), Málaga (9.602), Cádiz (9.410), Huelva (8.406) y Almería (3.642).