Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el final de la violencia

Puelles dice que el plan del Gobierno vasco conduce a una “paz amnésica”

Homenaje en recuerdo del policía asesinado por ETA en Arrigorriaga

La viuda de Eduardo Puelles deposita flores en el lugar donde fue asesinado su marido.
La viuda de Eduardo Puelles deposita flores en el lugar donde fue asesinado su marido. EFE

Josu Puelles, hermano del inspector de policía Eduardo Puelles, asesinado hace cuatro años por ETA, ha afirmado hoy que el plan de convivencia del Gobierno vasco conduce a una "paz amnésica" al equiparar a todas las víctimas y no reparar la memoria de los asesinados por el terrorismo.

Puelles ha hecho esta afirmación durante el acto de homenaje a su hermano celebrado en el aparcamiento de Arrigorriaga (Bizkaia), donde murió por una bomba colocada en su coche el 19 de junio de 2009.

Dicho homenaje ha contado con la familia del inspector, de la presidenta del PP del País Vasco, Arantza Quiroga, el portavoz del PSE en Bilbao, Alfonso Gil, y el exdelegado del Gobierno en Euskadi Mikel Cabieces. No han asistido dirigentes del PNV ni de Bildu.

Puelles ha leído un texto de la familia en el que ha criticado duramente el nuevo Plan de Paz de Urkullu, presentado la pasada semana junto a un informe en el que engloba entre las víctimas por vulneraciones de derechos humanos a las de ETA (837), las fuerzas de seguridad del Estado (94) y la de los grupos de extrema derecha (73).

El hermano del fallecido ha calificado como "amnésico" el modelo que plantea el lehendakari al "dar crédito democrático a los que ni han condenado, ni condenan los asesinatos de los terroristas, ni los fines políticos que pretenden conseguir".

Para Puelles, "la equiparación de víctimas" conduce al "relativismo moral, al todos somos culpables, todos somos víctimas , todo lo dejamos así y aquí no ha pasado nada".

"Nos habrán podido asesinar, secuestrar, extorsionar, amenazar y deslocalizar, pero jamás nos engañarán", ha advertido.

Sobre la sentencia a los asesinos de su hermano, juzgados el pasado mes de mayo, Puelles ha declarado que la familia espera que sea contundente y que los 40 años que pidió la fiscal se cumplan íntegramente y "no sean objeto de mercadeo pacifista".