Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella elimina dos de cada tres plazas en actividades de verano del Ayuntamiento

UPyD denuncia el cierre de las aulas de naturaleza estivales en Cercedilla y en la Casa de Campo de Madrid

Un grupo de niños, en un actividad en la instalación municipal de Cercedilla. Ampliar foto
Un grupo de niños, en un actividad en la instalación municipal de Cercedilla.

El Ayuntamiento de Madrid (PP) ha recortado este año dos tercios de sus actividades de verano dirigidas a niños y jóvenes, que caerán de las 3.300 plazas ofertadas en 2012 a tan solo 1.123, debido a la eliminación de las aulas de naturaleza que se realizaban en la Casa de Campo y en la sierra de Guadarrama.

Una plaza cada 10 niños. Los campamentos de verano de la residencia municipal de La Paloma (Cercedilla), dirigidos a chavales de 6 a 14 años, duran 12 días en tres turnos repartidos entre julio y agosto. Cuestan 187 euros por persona, y suponen un gasto total para el Ayuntamiento de 79.500 euros. Este año se mantendrán las 300 plazas ofrecidas en 2012. Unión Progreso y Democracia denuncia, sin embargo, que la lista de espera supera los 2.200 niños.

Sin aulas de naturaleza.  Los fines de semana de agosto y septiembre se organizaban además aulas de naturaleza para 400 jóvenes de 14 a 17 años en esa instalación de la sierra de Guadarrama. Había otras 1.980 plazas para jóvenes de 15 a 25 años en la Casa de Campo; eran sesiones gratuitas todos los días de 9.30 a 13.30, que costaron el año pasado al Ayuntamiento 42.000 euros. Este año, esas actividades, tanto en Cercedilla como en la Casa de Campo, no se celebrarán “dada la ausencia de aceptación por parte de los jóvenes”, según fuentes municipales.

“Son migajas”. “Las políticas de Juventud no tienen apenas peso en el presupuesto municipal”, opina la concejal de UPyD Cristina Chamorro. El recorte drástico de esta partida del área de Familia y Servicios Sociales, que ha pasado de 5,8 millones de euros en 2011 a 2,2 millones este año, ya provocó la eliminación de los campamentos de verano en régimen de alojamiento organizados por los 21 distritos (962 plazas menos). Añade Chamorro: “¿Qué son 2,2 millones dentro de los 485 millones dedicados a políticas sociales o de los 4.300 millones de presupuesto total del Ayuntamiento. Nada, solo migajas”.

Becas de idiomas. En 2012, el Ayuntamiento concedió también 120 becas para estudiar inglés en el British Council a alumnos de 14 a 18 años de colegios públicos y concertados. Lo hizo de acuerdo con los resultados académicos del curso anterior, sin tener en cuenta el nivel de renta de los solicitantes. “Simplificando, un chaval con una media de 8 de una familia con muchos recursos va becado, y otro con una media de 7,5 y una familia con pocos recursos se queda sin beca”, denuncia Chamorro.

Este año, el Ayuntamiento incrementará a 150 esas becas, y sumará otras 100 para aprender alemán en el Goethe Institut, dirigidas en este caso a jóvenes de 16 a 25 años que cursen Formación Profesional en centros públicos o concertados.

Nuevos deportes. El Ayuntamiento ofertó además el año pasado 500 plazas para jóvenes de 15 a 25 años en cursos de iniciación al deporte, que este año promete incrementar hasta las 573; a las actividades ya existentes (esgrima, patinaje, remo, escalada y montañismo) se añadirán ciclismo y una modalidad mixta de escalada deportiva y bicicleta de montaña.

Otras actividades. El Ayuntamiento incluye además en su oferta estival 1.500 plazas dirigidas a chavales de 12 a 18 años para realizar actividades lúdicas gratuitas en la tarde del sábado, y otras 768 en centros juveniles.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram