Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Vega Baja registra dos terremotos de baja intensidad

Una sacudida de 3,2 grados en la escala de Richter se notó en los pueblos sin causar daños

Un segundo terremoto se ha producido esta tarde en la comarca alicantina de La Vega Baja, esta vez con epicentro al noroeste del municipio de Guardamar del Segura y de 3,2 grados de magnitud en la escala de Richter, según ha informado el Instituto Geográfico Nacional.

El primero de los movimientos se ha producido a las 5.18 horas al sureste de Rojales, con una magnitud de 2,7. Los servicios de emergencia han recibido siete llamadas de ciudadanos alertados por el temblor, sin causar daños.

Este segundo seísmo, registrado sobre las 15.24 horas, ha tenido su epicentro a 9 kilómetros de profundidad y se ha percibido, además de en Guardamar del Segura, en varias poblaciones alicantinas, como Santa Pola, Bigastro, Crevillent, Almoradí, Formentera de Segura, Catral y Torrevieja, según fuentes del Instituto Geográfico Nacional.

La población costera de Guardamar del Segura está situada a unos 9,5 kilómetros de distancia del municipio del interior de Rojales, donde esta madrugada ha habido un temblor sin consecuencias de 2,7 grados de magnitud en la escala de Richter y con epicentro al sureste de esa localidad alicantina.

Fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat han indicado a Efe que se habían recibido 23 llamadas telefónicas de ciudadanos como consecuencia del temblor ocurrido en Guardamar del Segura, en las que afirmaban haberlo sentido, aunque en ninguna de esas comunicaciones se había informado de daños personales ni materiales.

Quienes han llamado han asegurado que el terremoto lo han percibido un poco más intenso que el de esta madrugada en Rojales, según las mismas fuentes, que han precisado que no han tenido que movilizar efectivos de emergencia.

Por su parte, fuentes de la Diputación de Alicante han señalado que el Consorcio Provincial de Bomberos había recibido también algunas llamadas telefónicas, pero tampoco ha tenido que intervenir. "No hay daños personales ni materiales", apuntan desde la Policía Local de Guardamar del Segura, donde el temblor ha causado "alarma" y "susto" entre la población y la "caída de objetos en el interior de las viviendas".

Un vecino de Almoradí ha relatado que había "escuchado un ruido muy fuerte" que le ha llevado a "levantarse del sofá y pegarse a una columna". En su opinión, este segundo terremoto en lo que va de día "ha sonado más fuerte" en su municipio.

A su vez, un residente en Formentera del Segura ha declarado  que había sentido el temblor desde la silla en la que se encontraba, frente al ordenador. En la localidad de Catral, según una vecina, también se ha apreciado "bastante" la "sacudida", mientras que en Callosa de Segura se ha sentido "muy poco", ha comentado  un lugareño, a quien le "ha pillado" el seísmo "en el sofá" de su casa.