Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento pide el repliegue de las Fuerzas de Seguridad del Estado

La Cámara reclama "adecuar" la presencia de las FSE a las tareas establecidas en el Estatuto

Los votos de PNV y EH Bildu permiten aprobar la resolución

Las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) levantan odios y pasiones en el Parlamento. Del “que se vayan, que desaparezcan, que se disuelvan” defendido por EH Bildu hoy al “que se queden” del PP y la propuesta de que la Cámara celebre “anualmente” un homenaje en su honor, planteada por UPyD. El Legislativo vasco ha vuelto a debatir este jueves en su pleno ordinario el repliegue de las FSE, una reclamación que la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ya ha realizado al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien aún no ha convocado la Junta de Seguridad, espacio en el que se tiene que analizar esta cuestión.

La Cámara ha aprobado la enmienda del PNV, que plantea la "adecuación" de las FSE a las competencias que les marca el artículo 17 del Estatuto y reclama al Departamento de Seguridad que trabaje en la Junta de Seguridad para "fijar los criterios de repliegue". El texto ha salido adelante con los votos de PNV y EH Bildu y el voto contrario del resto. Previamente, se ha rechazado la iniciativa original de EH Bildu, que reclamaba el repliegue y, antes de que este sea una realizar, que se suspendan todas las actividades de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

El PNV defiende el repliegue porque "la excusa de una amenaza terrorista es cosa del pasado"

El parlamentario de EH Bildu, Julen Arzuaga, ha explicado su iniciativa con la recomendación de la UE de que la tasa de policías por cada mil habitantes sea de dos. Euskadi tiene hoy en día 7,1, ha indicado, con 15.580 agentes tanto de la policía local, la autonómica, la Guardia Civil y la Policía Nacional en la comunidad autónoma. Euskadi tiene los ratios más elevadas de toda Europa, una realidad que también ha puesto el parlamentario del PNV, Iñigo Iturrate. Pese a este punto de acuerdo, los argumentos restantes han sido muy distintos. EH Bildu ha planteado el repliegue porque "no están ni invitados ni se les espera en el proceso" tras el fin de la violencia de ETA y por criterios económicos. Esta afirmación ha recibido las críticas del PP, que ha asegurado que las FSE “no necesitan que nadie les invite, están por derecho propio” y no cuestan dinero a Euskadi.

Arzuaga ha criticado a PSE, PP y UPyD de estar “atascados en el pasado” y, tras mostrarse “bien orgulloso” de su pasado ante las acusaciones que ayer vertió el exconsejero de Interior Rodolfo Ares sobre él, ha asegurado que Euskadi necesita un "nuevo modelo policial" en el que no caben la Guardia Civil y la Policía Nacional "no solo por su procedencia, que también", sino por otras cuestiones como "sus valores de jerarquía militar" y su "superioridad y soberbia", ha enumerado.

El PSE asegura que el repliegue no es una prioridad pero aceptará la decisión que tome la Junta de Seguridad

Mientras tanto, Iturrate se ha centrado en defender que las FSE cumplan con las competencias limitadas que tienen en Euskadi según el Estatuto, pero ha rechazado “entonar el que se vayan”. El parlamentario ha señalado que “algunas reticencias políticas han convertido el repliegue en un tema tabú” porque cada vez que se toca esta cuestión se ponen sobre la mesa “las víctimas y el alde hemendik [fuera]”. En este sentido, ha llevado a la tribuna unas palabras de Jaime Mayor Oreja, que señaló años atrás que el “repliegue está condicionado al fin de ETA”. “La excusa de una amenaza terrorista es cosa del pasado”, ha resumido, una afirmación que ha generado un enfrentamiento entre Iturrate y la portavoz en materia de seguridad del PP, Nerea Llanos.

Frente al bloque nacionalista vasco, el resto de la bancada ha asegurado que la petición del repliegue de EH Bildu se basa en un intento de “desprestigiar” a todas las policías que existen hoy en día en Euskadi, incluida la Ertzaintza. Mikel Unzalu (PSE) ha asegurado que la izquierda abertzale quería convertir Euskadi en una “dictadura” y la policía lo impidió. Para los socialistas el repliegue “no es una prioridad” porque “en nuestros pueblos sigue habiendo gente que pertenece a ETA”. La parlamentaria del PP Nerea Llanos ha sido muy contundente y ha acusado a EH Bildu de querer una “policía que proteja al delincuente” y de reclamar un repliegue basado en “dos premisas falsas, que ETA ha desaparecido y que parece que las FSE solo están fundamentadas en la existencia de ETA”. Desde el polo opuesto, Gorka Maneiro (UPyD) ha pedido que los que “se vayan” sean “ETA y sus testaferros”, y ha propuesto que el Parlamento homenajee anualmente a las FSE.