Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las asambleas de HP decidirán el lunes si continúan la huelga iniciada

La plantilla protesta por la rebaja salarial y el cambio de condiciones laborales

Las asambleas de trabajadores de Hewlett Packard (HP) en Barcelona y Zaragoza, los dos centros que concentran la mayor parte de los 2.000 empleados de la división de servicios de la multinacional, decidirán si continúan la huelga que han mantenido durante esta semana en protesta por la intención de la firma de aplicar el artículo 41, de “modificación sustancial de las condiciones de trabajo” y de bajar un 10% los salarios. La huelga, con un seguimiento de entre el 70% y el 95% —según los sindicatos y en función de los centros de trabajo— fue convocada por el sindicato CGT con el apoyo tanto de CC OO como de UGT. La empresa no facilita datos de seguimiento y la única concesión tras la semana de protestas ha sido retroceder en la rebaja salarial.

Es la primera vez que una huelga tiene un seguimiento tan amplio y duradero en el sector de la tecnologías de la información. Las dos divisiones de HP en huelga son las de consultoría y outsourcing, que prestan servicio a empresas como La Caixa, Gas Natural, el RACC, Banco Sabadell o la Generalitat. Además de Barcelona (concretamente en Sant Cugat) y Zaragoza, hay centros en Madrid, Valencia, Oviedo y León. Los sindicatos aseguran que las empresas clientes han presentado numerosas quejas a HP y que incluso han presionado para que la dirección llegara a un acuerdo. Fuentes de la compañía declinan informar sobre los clientes “por motivos de confidencialidad”.

Coincidiendo con el quinto día de huelga, ayer se vivieron momentos de tensión durante las asambleas en los centros que debían decidir si continúan o no con el paro. El motivo del conflicto fue la negativa de algunos trabajadores a aceptar el voto por correo electrónico, además de en urna. Entendían que por esa vía podría votar todo el mundo —incluidos directivos, empleados que no han participado en las movilizaciones e incluso los que trabajan físicamente en las empresas clientes— y el voto negativo ganaría peso respecto a una elección donde solo participaran los asistentes a las asambleas. El resultado global —sumando todos los votos y centros— fue un ajustado no (53%) frente al (46%).

CC OO y UGT emitieron un comunicado en el que afirman que “las plantillas piden un alto en el camino”. “No entendemos que sea tirar la toalla, es un descanso tras el primer asalto, respetamos el voto de los trabajadores”, aseguró el secretario general de CC OO en HP outsourcing y presidente del comité de la división de Outsourcing, Eduard Castro. Por su parte, el presidente de la división de Aplicaciones, Jordi Saladie (CGT), lamenta que se contemple el voto por correo.