Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El área de Barcelona reduce en un 25% el gasto de agua desde el 2000

La generación de residuos en la zona metropolitana cae más de un 15% desde que estallara la crisis económica

La crisis económica está provocando que año tras año el consumo vaya cayendo. Un dato que si se mira desde una perspectiva económica puede ser alarmante, pero que para el medio ambiente es un alivio. En 2012, en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) el consumo de agua se situó en 105,8 litros por habitante y día. Una cifra que confirma una tendencia que comenzó en el año 2000, cuando cada habitante de esta zona usaba 132,8. Desde entonces los barceloneses han reducido su gasto de agua cerca de un 23%.

Este es uno de los datos que ha revelado esta mañana la vicepresidenta de medio ambiente de la AMB, Assumpta Escarp, en la presentación del informe ambiental metropolitano del pasado año. Escarp ha querido relacionar esta disminución en el consumo de agua a dos factores: por un lado la crisis y por otro el buen resultado de la campaña de concienciación ciudadana.

La producción de energía proveniente de residuos en Ecoparques cayó un 7,2%

Como consecuencia de la reducción del consumo de agua para uso doméstico, a la que hay que sumar también la leve disminución del gasto para otros servicios, ha provocado que las siete depuradoras instaladas en la zona metropolitana trabajaran un 7% menos.

En el trabajo se destaca también la drástica reducción en la generación de residuos en los 36 municipios que conforman el ente. En el pasado año se generaron 1.410.769 toneladas, un 6,7% menos que en 2011. Pero esta caída pronunciada, relacionada directamente con el consumo, se viene observando desde 2007, cuando se recogió casi un 20% más de residuos.

Los habitantes del área metropolitana generaron menos residuos, pero también reciclaron menos. Durante el pasado año la recogida selectiva de materiales cayó un 9,9%, mientras que los contenedores de RESTA se depositaron un 4,4% menos que en 2011.

Escarp ha señalado también que la producción de energía proveniente de estos residuos en Ecoparques cayó un 7,2%, situándose en los 232.412 megavatios por hora. La vicepresidenta ha culpado al Gobierno central de esta reducción al haber "eliminado las tasas para la energía de renovables".