Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis líneas regionales y 16 trenes se han suprimido en apenas dos semanas

El plan de adecuación de Renfe prevé más cierres de paradas en el eje Sevilla-Huelva-Cáceres

Pasajeros se dirigen a un convoy de media distancia de Renfe, en Huelva. Ampliar foto
Pasajeros se dirigen a un convoy de media distancia de Renfe, en Huelva.

En Andalucía, la mayor parte del plan de ajuste previsto por Renfe ya se ha ejecutado, al menos en lo concerniente a supresión de líneas. Y es que en las dos últimas semanas se han cerrado seis líneas y han dejado de circular 16 trenes. El pasado 19 de mayo se cerraron las líneas Córdoba-Bobadilla y Algeciras-Ronda, mientras que el pasado domingo 2 de junio dejaron de circular los trenes de las líneas Huelva-Jabugo-Zafra, Sevilla-Llerena y los que unían Linares-Baeza con Almería y con Granada.

La supresión de estas líneas ha supuesto la eliminación de 42 paradas, una medida que los sindicatos estiman que afecta a unos 30.000 usuarios. Sin embargo, Renfe se escuda en que ninguna de las líneas cerradas cubría los gastos de explotación ni su aprovechamiento alcanzaba el 15% exigido por el Ministerio de Fomento para declararlas como de obligado servicio público.

De cara a las próximas semanas, el plan de ajuste planteado por Renfe contempla la reestructuración de otras líneas que va a suponer supresiones de paradas intermedia. Es el caso, por ejemplo, del corredor Sevilla-Huelva, donde se propone la parada en la estación de Villarrasa, y en la línea Sevilla-Cáceres, donde podrían cerrarse las paradas de Cantillana, Brenes y La Rinconada.

De las líneas interregionales, hay previstos ajustes en el corredor Jaén-Madrid (con supresión de algunas paradas y cambios de horarios). Y en el corredor Málaga-Sevilla-Barcelona, la supresión de cuatro trenes se compensa con la creación de otros tantos adaptados a nuevos enlaces. También se proponen nuevas paradas, como la de Antequera en el corredor Sevilla-Almería, mientras que en la relación entre Madrid y Huelva se plantea una reestructuración importante con nuevos trenes y horarios, en especial en época veraniega.