Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía intenta desalojar a una familia de un piso público de la Generalitat

Compromís denuncia la situación de los afectados y pide que no se ejecute la medida

El portavoz del grupo municipal Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, ha denunciado el "intento de desalojo" en la mañana de este martes en el Cabanyal "de una vivienda del IVVSA, instituto dependiente de la Generalitat, que venían habitando los últimos cuatro años".

Ribó, en un comunicado, ha destacado que la policía autonómica "ha intentado desalojar esta familia tras los intentos de los abogados de frenar una decisión injusta, carente de toda sensibilidad y, sobre todo, innecesaria". El IVVSA, "como medida de gracia, les ha dado un plazo de ocho días", ha apuntado.

El edil ha explicado que esta familia tenía desde hace diez días una orden de desalojo por la vía contenciosa administrativa, ante lo cual la abogada de los afectados ha intentado detener el desalojo con un recurso de apelación, "fundamentándose en los derechos de los menores y solicitando una suspensión cautelarísima.

Pero, ha continuado, "no ha habido suerte y el juzgado 6 no ha atendido razones humanitarias y sociales y ha ordenado este desalojo, uno más en El Cabanyal, uno más en Valencia y sólo la medida de gracia del IVVSA les da ocho días para desalojar su vivienda", ha remarcado.

Situación familiar

El portavoz de Compromís ha señalado que la situación del matrimonio es "muy delicada" porque uno de sus hijos "tiene asma desde que nació" y otro, de 17 años "hace una semana que abandonó la Unidad de Psiquiatría de la Fe, donde ha estado internado cerca de un mes a causa de un brote psicótico". "Para este muchacho, las consecuencias de verse en la calle serán imprevisibles", ha advertido.

Ribó ha exigido al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia "que salga de su letargo, que se ponga del lado de las familias que viven atemorizadas por decisiones injustas como los desalojos y, sobre todo, atienda las razones por los que se desaconsejaba el desalojo que ya ha tenido lugar".

El portavoz de Compromís ha explicado que hay informes médicos que lo "avalan" y una solicitud de suspensión en los juzgados. Por eso, el equipo de gobierno "debería de haberse puesto al frente y haber exigido un poco más de tiempo para que los Servicios Sociales ofrezcan garantías a los menores y a los padres", ha criticado.

Ribó ha subrayado que el "intento de desalojo" se produce en una vivienda pública, propiedad del IVVSA, por lo que ha denunciado que "ni tan siquiera una vivienda pública es garantía de mayor comprensión con los problemas de sus inquilinos".