Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mara Aranda y la puesta al día de los cantos mediterráneos

La intérprete valenciana y Solatge presentan el álbum 'Lo testament' en el Teatro Flumen

Portada del álbum 'Lo Testament' de Mara Aranda.
Portada del álbum 'Lo Testament' de Mara Aranda.

Lo testament es el álbum que Mara Aranda presentará este sábado en el teatro Flumen de Valencia junto a su grupo, Solatge, y que pretende reflejar una visión actualizada de las músicas y cantos del Mare Nostrum. Este es el mar por el que navega la música y el canto de la intérprete valenciana, incansable investigadora de las raíces musicales que penetran ambas riberas del Mediterráneo y que en Mara Aranda tienen profundas ramificaciones personales.

“Oigo todavía a mi abuelo, que nació en una humilde barraca en la Albufera”, confiesa. “Él siempre cantaba una única estrofa, con una casi irreconocible melodía, que luego descubrí en un cancionero llamado MallorcaEl Parado de Valldemosa-. También evoca “la canción de cuna más conocida y que más valencianos ha dormido de todos los tiempos ‘mareta’ que Salvador Seguí dejara escrita en sus cancioneros o el romance conservado en Cocentaina que habla sobre la herencia que espera la abuela de su nieta, la reina, a la que ha envenenado y que da título a Lo testament.

L´Ham de Foc la dio a conocer en la escena española y europea del folk, gracias a las innovadoras propuestas que impulsó con Efrén López. Otros interesantes proyectos siguieron a esta aventura germinal. Aman Aman y su repertorio sefardita, y Al Andaluz Project, junto al grupo alemán Estampie, fueron experimentos notables en los que se traducía una labor de investigación e interpretación de músicas turcas, griegas, occitanas y música antigua, así como el gran repertorio sefardí de Oriente y Occidente.

El álbum Dèria, de 2010 la devolvió a la escena internacional como voz individualizada que exigía un espacio propio destacado en la música de raíz mediterránea. En Lo testament, los arreglos musicales ha corrido a cargo de Eduard Navarro, a quien Aranda identifica con razón como “uno de los grandes restauradores y recuperadores de la música tradicional valenciana”. Contribuye a la buena factura del disco el trabajo de músicos como Abel García, Josep-Maria Ribelles y Jota Martínez haciendo sonar una amplia batería de instrumentos tradicionales.