Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Navarro, imputado en Terra Mítica, cobra hace años de Cacsa

Esquerra Unida revela el documento y apunta que puede tratarse de una "contratación encubierta"

El portavoz adjunto de Esquerra Unida en las Cortes Valencianas, Ignacio Blanco, denunció este martes que el exdirector general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y de Terra Mítica, Miguel Navarro, acusado en la causa en la que se investigan diversos delitos en relación con el parque temático de Benidorm, continúa "cobrando" de CACSA  por una asistencia técnica un sueldo "más o menos igual" al que recibe el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, cerca de 70.000 euros.

El contrato, firmado el 10 de marzo de 2004, al que ha tenido acceso el diputado, es para una asistencia técnica con una dedicación "a tiempo completo" para el control, supervisión y coordinación de la construcción del Palau de les Arts, cuyas obras están "finalizadas desde 2009", según una respuesta parlamentaria,  señaló Blanco. 

Blanco, que informó en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, dio a conocer un documento que revela que Navarro ha presentado su renuncia al cargo que ocupa pero el expediente no se resolverá definitivamente hasta el 30 de junio de este año, a pesar de que está imputado por el caso de Terra Mítica, en el que el que el fiscal solicita para él 10 años de cárcel por estafa, delito contra la Hacienda Pública y falsificación de documento mercantil.

El parlamentario de EUPV criticó por ello al presidente del Consell, Alberto Fabra, a quien acusó de "incumplir" la línea roja marcada con los imputados por corrupción, ya que Navarro "continúa trabajando, se supone, pero al menos cobrando de CACSA, empresa pública de la Generalitat". Por ello, ha reclamado la rescisión "fulminante" del contrato por parte de la Administración valenciana.

"Es verdad que en este caso había opacidad y esperaban que nadie se enterara de que Miguel Navarro estaba contratado en CACSA y cobra cerca de 70.000 euros. Pero, desgraciadamente para él eso se ha destapado y deberán dar respuesta", agregó el diputado de EUPV.

Por otro lado, Ignacio Blanco señaló que la situación contractual de Miguel Navarro, que fue director general de Cacsa, "recuerda al caso de Jacques Chirac en el Ayuntamiento de País, que fue condenado por la contratación de personas que no hacían trabajo, sino que eran trabajos fantasma". Según Blanco, podría tratarse de una "contratación encubierta".

El contrato prevé que Navarro viaje en business y se aloje en hoteles de cuatro estrellas

En este punto, el diputado advirtió de que no saben qué trabajo ha hecho Miguel Navarro "porque no es un técnico, ni un arquitecto, ni ingeniero, ni un directivo porque, aunque por el contrato se supone que hace trabajos directivos, para hacerlos debería ser nombrado como directivo". En su opinión, "estamos ante un caso de pago de favores y silencios porque tal vez sabe demasiado tras su paso por Terra Mítica y Cacsa".

Blanco incidió en que los honorarios de Navarro como "contratista" se cifran en 57.000 euros anuales --IVA excluido--, que se facturarán en 21 mensualidades de 4.750 euros. Con una addenda que la que se añade la revisión del sueldo según el IPC, Navarro pasa a cobrar en 2011 cerca de 69.000 euros. Asimismo, se estipula que Navarro percibirá sus cotizaciones a la Seguridad Social en caso de que se inscriba en el régimen de autónomos, algo que debe hacer "porque se trata de un contrato mercantil con un particular" y que los viajes intercontinentales "serán siempre en clase business y alojamiento en hoteles de cuatro estrellas".

Ignacio Blanco, a preguntas de los medios, explicó que va a estudiar la documentación, que tiene desde este pasado lunes, para ver si la lleva a la Fiscalía, ya que podría tratarse de una "contratación encubierta".