Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura se esforzará en sacar del colapso financiero a los centros de música

Los directivos de federación confían en que compense el recorte del 73% del ejercicio de 2013

La Consejería de Educación hará un "esfuerzo presupuestario" para paliar el recorte del 73% que ha sufrido los centros de formación musical en 2013, según ha manifestado el director general de CulturArts Generalitat, Manuel Tomás, a la Federación de Centros de Música Autorizados y Conservatorios de la Comunidad Valenciana (Fecemac-CV). Así lo han asegurado los directivos de la entidad tras la reunión que ha mantenido con el director general por delegación de la consejera, María José Català. 

En tal encuentro, siempre según estas fuentes, Tomás manifestó que ese "esfuerzo presupuestario"  servirá para aumentar la financiación de 1,4 millones asignada en 2013 y ayudar a superar el colapso económico y educativo de centros de música y conservatorios municipales. La consejería "trasladará a Hacienda", según Tomás, la grave situación en la que están inmersos, agravada por una deuda pendientes de los dos últimos años.

Con anterioridad, Català afirmó que 2011 se pagaría "antes del verano" y corrigió su compromiso para "antes de fin de año" 2012. Fecemac-CV espera que "a este avance le siga una mayor concreción y sensibilidad en breve", que esta interlocución contribuya a una "comunicación más fluida" que permita dialogar sobre todas las propuestas y asuntos que atañen a estos centros educativos y aceptó la invitación de Tomás para participar en un grupo de trabajo en el desarrollo de un modelo y planificación de las enseñanzas musicales.

El presidente de la federación, Lute Fernández, y Lluís Sanjaime expusieron la "incertidumbre" de los 63 centros, sus 1.200 trabajadores y 10.000 alumnos porque el último pago de la conselleria se realizó hace dos años, tiempo en el que las sociedades musicales y los ayuntamientos, de los que dependen los centros de música y conservatorios municipales, han tenido que adelantar el pago de nóminas, impuestos y gastos.

La financiación de estos centros de educación reglada ha pasado de 5,1 millones en 2009 a 2,35 en 2010 (-54%), 2,31 en 2011 (-55%) y a 3,4 en 2012 (-34%) por lo que arrastran "un desfase acumulado de 11 millones". La convocatoria de 2013 lleva un retraso de cinco meses.