Salud pone las bases para unificar la atención oncológica en Gipuzkoa

Darpón confirma el inicio del plan de integración del Hospital Donostia y Onkologikoa El consejero descarta que Osakidetza asuma la titularidad del centro de la Kutxa

Jon Darpón, consejero de Salud del Gobierno vasco.
Jon Darpón, consejero de Salud del Gobierno vasco.L. RICO

El consejero de Salud, Jon Darpón, ha explicado en una comparecencia en el Parlamento que ya está en marcha el proceso para la "integración funcional" del Hospital Donostia y Onkologikoa, que permitirá, según ha comentado, ofrecer a la ciudadanía de Gipuzkoa"una atención oncológica única y de calidad". Sin embargo, ha descartado que el Instituto Oncológico pase a formar parte de Osakidetza, ya que su situación "no mejoraría" por el hecho de ser de "titularidad pública", palabras con las que ha evitado cumplir con el mandato del Parlamento del pasado mes de marzo, cuando EH Bildu y PSE sacaron adelante una resolución que exige al Ejecutivo “integrar” el Oncológico en Osakidetza.

“Dos centros [el Oncológico y el Hospital Donostia, situados a escasos metros uno del otro], una institución”, ha insistido en reclamar la parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera, que ha preguntado al consejero sobre la integración. Descartada esta posibilidad, Darpón ha apostado por renovar el convenio, que finaliza este año, por cinco años más y por avanzar en una “integración funcional” del Oncológico y Osakidetza, lo que en la práctica supone aumentar la coordinación entre ambas instituciones. Para ello, ya se han constituido dos equipos de trabajo, uno de los cuales se dedicará a la renovación hasta 2018 del concierto económico a través del cual el Gobierno autonómico dota de estabilidad económica al centro de la Kutxa especializado en el tratamiento de cáncer. El otro equipo de trabajo será de "carácter clínico" y reúne a profesionales de oncología, radioterapia y cirugía de ambos hospitales para avanzar en la coordinación entre el centro concertado y la red pública guipuzcoana.

El viceconsejero, Guillermo Viñegra, ha explicado que se está trabajando para que en 2013 se pongan en marcha los mecanismos para compartir información clínica de los pacientes entre Osakidetza y el Oncológico y la creación de una ventanilla única para los pacientes. En virtud de estos acuerdos, se pondrán en marcha comités únicos de tumores, se mejorarán los protocolos comunes, se coordinará la demanda para que no haya diferencias de espera y se intercambiará conocimiento científico entre los facultativos del Hospital Donostia y Onkologikoa.

Los equipos de trabajo están abordando la creación de un servicio integrado de oncología radioterápica y radiofísica, y más adelante se estudiará hacer lo mismo en hematología y oncología médica, según ha informado el Departamento de Salud. A medio plazo, profesionales de atención primaria y de otros hospitales guipuzcoanos se incorporarán a estos grupos de trabajo. Este plan, en palabras de Darpón, persigue "organizar la actividad oncológica en función de las necesidades de los pacientes, con independencia del hospital en que sean atendidos".

Desde el PSE, Blanca Roncal ha considerado positiva una integración funcional, pero ha preguntado sobre “cuál es el objetivo final” y ha asegurado que “la garantía de Kutxa no garantiza el futuro del Oncológico”. Darpón ha asegurado que Osakidetza garantizará los fondos al centro y ha insistido en que nunca ha escuchado a Kutxa hablar de que trata de despojarse del centro. El consejero ha señalado, además, que su equipo “no es el que ha generado ningún problema”.

Viñegra ha reconocido la “intranquilidad” de los profesionales del Oncológico por la caída del número de pacientes que Osakidetza deriva y por los cambios en la dirección del centro. Para paliar ese descenso de pacientes, Viñegra ha explicado que se ha dado la orden a las Organizaciones Sanitarias Integradas (OSI) de Gipuzkoa que pasen a “enviar de nuevo pacientes” al Oncológico. Según una reciente respuesta parlamentaria, el número de pacientes derivados ha pasado de 35.763 en 2008 a 42.901 en 2012. El número de pacientes fue en aumento hasta el pasado año, cuando en comparación con 2011 se derivaron 71 pacientes menos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS