Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El músico que traduce su vida al piano

El cubano Alfredo Rodríguez, ensalzado por Quincy Jones, visita Madrid por primera vez

Alfredo Rodríguez en una fotografía promocional. Ampliar foto
Alfredo Rodríguez en una fotografía promocional.

En la vida de Alfredo Rodríguez hay una antes y un después de Durango. Aquel día, hace cuatro años, el joven pianista fue conducido a la sala de interrogatorios del aeropuerto de dicha ciudad fronteriza. Frente a él, un grupo de rocosos agentes de inmigración. “Les dije que iba a cruzar la frontera de una manera u otra, que tenía una invitación de Quincy Jones [célebre productor musical estadounidense] y eso es algo que ocurre una vez en la vida, y así estuvimos no sé cuantas horas hasta que, por fin, se decidieron a dejarme machar; por pesado, supongo”. “El mejor pianista del mundo”, según Jones, actúa esta noche en Bogui Jazz

Con apenas 26 años a sus espaldas, Alfredo Rodríguez lleva recorrido un largo trecho desde su Habana natal. “La música, la llevo en la sangre”, reconoce el pianista. “Mi padre era un cantante muy famoso en la isla con su propio programa de TV, sin embargo todo lo que yo quería era tocar el piano, y estaba dispuesto a sacrificarme hasta donde hiciera falta para conseguirlo”.

La existencia del precoz y sacrificado concertista discurría por derroteros previsibles hasta que un disco se cruzó en su camino: “fue una coincidencia”, recuerda Rodríguez. “Mi tío se mudaba de casa y se encontró con un CD que alguien se había dejado. Como sabía que yo tocaba el piano, me llamó: “oye, Alfredo, aquí hay un disco que a lo mejor te interesa”. Era el Concierto de Colonia, de Keith Jarrett. “Aquel disco me cambió la perspectiva de la música. Por vez primera oía a un intérprete siendo él mismo, alguien que expresaba sus propias ideas y no las de otros, y eso era algo que yo no podía hacer. Yo interpretaba a otras personas llamadas Strauss o Beethoven”.

En 2006, el pianista fue invitado a interpretar uno de sus arreglos ante Quincy Jones, con ocasión de su participación en el Festival de Jazz de Montreux; aquel fue el inicio de una larga amistad: “con tanto talento que hay por el mundo, tuvo que fijarse en mí… Me siento muy orgulloso de todas esas cosas que anda diciendo de mí. Quincy es una fuente de conocimiento. La lección más interesante me la dio el mismo día de conocernos: “Sé tú y no te mientas nunca”, me dijo. “Si sigues tus instintos vas a llegar muy lejos”.

De Madrid a Nueva York

Tras su concierto de esta noche en Madrid, el pianista Alfredo Rodríguez viajará a Nueva York para ultimar las mezclas de su nuevo disco, coproducido por Quincy Jones. Allí participará en el Chick Corea Festival, que tendrá lugar en la sede del Jazz at the Lincoln Center, del 15 al 19 del mes en curso. Además, Rodríguez tiene previstos diversos conciertos por todo el mundo al frente de su propio trío.

De Quincy Jones a Wayne Shorter. El jazzista cubano, que este otoño estrenará su Concierto para Orquesta Sinfónica y Piano en el Festival de Jazz de Barcelona, debutó en los Estados Unidos como telonero del saxofonista. La influencia del susodicho, notable aficionado a los temas de ciencia ficción, como el propio Rodríguez, se deja ver en el concepto que anima al, por ahora, único disco grabado por el cubano como líder. Su título: Sounds of space (Sonidos del espacio). “De 5 años para acá he comenzado a darme cuenta de que mi música no viene de la música, sino que es una manera que tengo de expresar mi existencia como ser pensante, el movimiento, la filosofía, la ciencia, la astronáutica… ese es el verdadero alimento de mi música, los sonidos que me rodean, los que escuchaba en mi infancia… mi labor consiste en transformar esos sonidos que soy yo mismo en música a través del piano”.

En su primera visita a nuestra ciudad, Rodríguez estará acompañado por sus antiguos compañeros de estudios, Reiner Elizarde, El Negrón, al contrabajo; Michael Olivera, a la batería; y Ariel Bringues, al saxo, los tres vecinos de la villa y Corte: “cuando viajo a Europa, siempre me reúno con ellos”, subraya. El cuarteto de expatriados alternará los temas de Sound of space con una selección de composiciones extraídas del segundo disco del pianista, próximo a ver la luz. Tampoco faltará la sorprendente e irreconocible versión que el pianista ha escrito de la Guantanamera de Joseíto Fernández. “Es que la que yo toco es la guantanamera que conozco”, aclara. “La que Joseíto conoció era otra”.

Alfredo Rodríguez actúa hoy en el Bogui Jazz (c/ Barquillo, 29), en doble sesión (22.30 y 23.30 h). 10 euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram