Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buenafuente apadrina los recuerdos de Juan Cruz

El periodista y editor presenta su nuevo libro de memorias, 'Especies en extinción', en Barcelona

Conoce a tanta gente y tan distinta y la ha tratado siempre, así de editor como de periodista, con la bonhomía a flor de piel que puede hablarse de una Red Juan Cruz. Por eso en una misma sala pueden convocarse, compartiendo su amistad y erudición, Joan Manuel Serrat y Leopoldo Rodés; Mariscal y Josep Maria Castellet; Jordi Évole y el delegado del primer equipo de su Barça Carles Naval. Ayer mismo ocurría así, en la presentación en Barcelona de su libro Especies en extinción (Tusquets), recuerdos de su hoy acechado doble oficio, que ha manejado casi 40 años.

 Andreu Buenafuente, “presentador oficial de tus memorias”, se autodefinió el comunicador que también ofició en su anterior Egos revueltos, potenció con habilidad esa red Cruz, física y mental. Le hizo confesar que estaba melancólico (“lo que escribes es lo que quedó de entonces y eso me ha llevado a reflexionar sobre el pasado y a ciertos arrepentimientos”) y construir discursos donde no faltaba anécdota o cita. Sobre el fin de libro: que parafraseando los versos de César Vallejo “es un cadáver que sigue viviendo”; que Rafael Azcona fuera el ser que más le ha impactado “por apartar de sí su ego, ese ejercicio de nobleza que implica esos 60 segundos en combate bravío que decía Kipling...”. ¿Y no ha abordado a antipáticos? “A veces lo son porque no sabemos tratarlos de otra manera”. Buenafuente le dijo: “Los que unís profesionalidad y cariño vais muy buscados”. La red de ayer lo atestiguaba.