Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boi Ruiz exculpa al médico que cobró a un paciente de la sanidad pública

El consejero de Salud dice que Mútua Terrassa, donde el paciente esperaba consulta por la vía pública pero fue intervenido por 9.000 euros, extravió el volante

El doctor Juan Luis Maestro de León, el de la polémica por el cobro a un paciente de la sanidad pública, tiene una faceta menos conocida. En 2009, en un safari en Sudáfrica, cerca de la frontera con Botsuana, cobró el cocodrilo que aparece con él en la foto, algo que, como señala en una web cinegética, siempre había soñado hacer. Ampliar foto
EL MÉDICO CAZADOR  El doctor Juan Luis Maestro de León, el de la polémica por el cobro a un paciente de la sanidad pública, tiene una faceta menos conocida. En 2009, en un safari en Sudáfrica, cerca de la frontera con Botsuana, cobró el cocodrilo que aparece con él en la foto, algo que, como señala en una web cinegética, siempre había soñado hacer.

Poco después de abrir un expediente sancionador contra la Mútua Terrassa, el consejero de Salud, Boi Ruiz, quitó ayer en Ràdio 4 todo el hierro al caso del médico que cobró casi 9.000 euros a un paciente por operarle en la vía privada del hospital cuando tenía derecho a ser intervenido por la sanidad pública. Ruiz achacó a un “error administrativo” que la Mútua Terrassa alquilase un quirófano de su clínica privada al mismo facultativo que debía atender al paciente por lo público tras ser derivado desde el hospital Parc Taulí de Sabadell. El volante “se extravió”, según el consejero.

Justiniano Villarán, de 52 años, fue derivado desde el hospital Parc Taulí de Sabadell el 13 de junio de 2012 para ser atendido “de forma preferente” en el hospital Universitario Mútua Terrassa por el médico Juan Luis Maestro de León o alguien del equipo de neurocirugía de este centro. Villarán llevaba años sufriendo un insoportable dolor causado por un síndrome piramidal —el músculo del mismo nombre comprime el nervio ciático— que le mantenía casi postrado.

Boi Ruiz, consejero de Salud.
Boi Ruiz, consejero de Salud.

Más de dos meses después, Villarán no había recibido todavía noticias del hospital. Desesperado, localizó a Maestro de León en la clínica privada donde este también atiende. “Le dijimos que estábamos esperando que nos llamaran para ir a consulta con él en el hospital Mútua Terrassa y le pedimos ayuda”, explicó Francisco, hermano de Justiniano.

El facultativo les respondió que la intervención era “urgente”, pero a continuación dejó claro que no podía hacerla a cargo de la sanidad pública porque el hospital “no tenía los instrumentos necesarios”. Con esta maniobra, el médico consiguió cobrar 6.000 euros en honorarios por la intervención, realizada solo tres semanas después de la visita. La clínica privada del hospital de Mútua Terrassa se embolsó otros 2.200 euros por un procedimiento que podía haberse realizado a cargo del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), como la propia institución reconoció después en una carga enviada a Villarán y firmada por la Jefa de Atención al Cliente: “Esta intervención se realiza en el Servicio de Neurocirugía del hospital, que dispone del material e instrumental necesario”. Mútua Terrassa recibe la mayor parte de su financiación de la Generalitat, 99 millones de euros, mientras su actividad privada apenas le aporta seis millones.

La Mútua Terrassa argumentó a este diario que nunca tuvo noticia de que ese paciente había sido derivado desde el hospital Parc Taulí de Sabadell. La institución sigue amparando al médico, a quien no ha abierto ningún expediente. Y el consejero de Salud salió ayer en defensa de esta actitud al incidir en esa idea y explicar que el volante que debía ordenar la operación se perdió. Pero este relato no coincide con el de la familia, que mantiene que solo dos días después de la operación privada, y tras poner una reclamación formal ante el hospital, la Mútua les llamó para programar la visita que estaba pendiente. Tampoco coincide con la del propio hospital Parc Taulí, que reconoció el martes que fue “el propio director de Atención al Cliente, en persona, quien comprobó que la orden de derivación había salido” del centro.

A pesar de todo, el consejero descartó que la investigación abierta por el CatSalut pueda llegar a determinar que se han producido malas prácticas por parte del médico o de la Mútua. Ruiz llegó a afirmar que se trata de una “casualidad” que Maestro de León trabaje también para el hospital público de Terrassa. El Colegio de Médicos de Cataluña no ha encontrado “ninguna irregularidad” en el caso, que también ha sido denunciado ante el Síndic de Greuges.

Más información