Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro Vientos solo tenía dos bomberos cuando chocó el reactor

Un responsable del servicio alertó del riesgo para la seguridad tras el recorte de la plantilla

El director permite el uso de camiones obsoletos

Un sanitario del SAMUR corre hacia el reactor accidentado. Ampliar foto
Un sanitario del SAMUR corre hacia el reactor accidentado.

Cuando la torre de control de Cuatro Vientos activó la sirena a las 13.50 del domingo tras el choque de una avioneta, solo dos bomberos (un jefe y un operario) atendían el aeródromo. Y es que el dispositivo de seguridad de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) prevé únicamente dos personas por turno en el parque de bomberos del aeropuerto decano de España. El aeródromo había sufrido un recorte de más de la mitad de la plantilla tras la puesta en marcha del plan de viabilidad aprobado en noviembre pasado por Fomento. El propio personal de las instalaciones ya alertó de que la reducción de efectivos en el servicio de extinción de incendios podía afectar a la seguridad.

De hecho, uno de los jefes de dotación de bomberos envió una carta en diciembre pasado al director del aeropuerto, Gerardo Delgado González, y al Departamento de Seguridad Operacional de Navegación Aérea en la que calificaba de “barbaridad” el recorte de plantilla, según el documento al que ha tenido acceso EL PAÍS. Su queja llegó tras el ajuste que dejaba el parque de bomberos con seis operarios para tres turnos y reducía el personal del aeródromo de 46 a 21 trabajadores. El plan de viabilidad nacional incluía un recorte de hasta 1.600 trabajadores en una plantilla de 12.857 personas. Según las cifras oficiales de la empresa pública, 1.252 empleados se acogieron a bajas.

"La puerta no funciona"

Explosión tras el choque de la aeronave.
Explosión tras el choque de la aeronave.

Cuatro Vientos se quedó sin suministro eléctrico el domingo, después de que se estrellara la avioneta que pilotaba el comandante Ladislao Tejedor durante una exhibición aérea. Así consta en el informe de los bomberos de AENA.

La puerta de acceso no funcionaba cuando los dos camiones para apagar incendios intentaron llegar a la zona del siniestro, según recoge el documento. Uno de los bomberos llegó al lugar tras cortar el candado de otra puerta con una cizalla y el segundo salió por el acceso situado junto a los depósitos de combustible.

El informe indica que se solicitaron medios de auxilio externo (“sanitarios y bomberos”, en referencia al SAMUR y a bomberos del Ayuntamiento y de la base militar) y que se pidió a la Guardia Civil que acordonara la zona. La Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto ha exigido que se acabe con las exhibiciones —a la del domingo acudieron unas 3.000 personas— y reiteró su denuncia por “los peligros de tener un aeropuerto que ha quedado rodeado por viviendas”.

“En caso de emergencia se necesitan dos bomberos para utilizar una línea [manguera] de 45, más un tercero, que es el que se encarga del camión y de la bomba de agua”, señala el jefe de dotación de Cuatro Vientos en la carta remitida a sus superiores. “Si se quedan solo dos bomberos por turno, no damos el mínimo de personal para utilizar un camión en condiciones en caso de emergencia”, añade. La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) permite un mínimo de dos bomberos por turno en aeropuertos como el de Cuatro Vientos, tal y como recoge el mando en su misiva, aunque el dispositivo del aeródromo contaba con una media de tres hasta que se produjo el citado recorte. AENA declinó ayer responder a preguntas de este periódico sobre las denuncias internas del personal de Cuatro Vientos. En un correo, un portavoz de la empresa pública señala que el aeropuerto “cumple sobradamente con los medios requeridos en cuanto a salvamento y extinción de incendio”. AENA, no obstante, reconoce que el aeropuerto solo cuenta con dos profesionales por turno.

Al menos dos bomberos denunciaron, además, que los camiones con los que trabajan incumplen el manual de servicios de la OACI (normativa internacional). Uno tiene más de 15 años —la norma fija un máximo de 15 años para este tipo de vehículos— y no alcanzan la velocidad mínima de 105 kilómetros por hora que establece el mismo manual, según las “carencias” de las que alertan ambos profesionales por escrito y sobre las que AENA tampoco se pronuncia.

“Yo tampoco me responsabilizo de no dar el tiempo de respuesta [no llegar a tiempo]”, escribía otro bombero en un correo interno al director del aeródromo. Por eso, los profesionales pidieron que el aeropuerto no fuera operativo hasta que se subsanaran estas carencias, pero el director del aeródromo, Gerardo Delgado González, zanjó el asunto con otro correo. “La velocidad punta de un camión no es un parámetro para no dar operativo ese servicio [para no salir en caso de emergencia]”, respondió a los profesionales.

Tras el accidente del domingo, en el que falleció el comandante Ladislao Tejedor, el PSOE solicitará la comparecencia en el Congreso de los Diputados del director de Cuatro Vientos y del presidente de AENA, José Manuel Vargas. El diputado socialista Rafael Simancas afirma: “Queremos que expliquen cuál es el operativo habitual y si se cumple la normativa. No sería responsable relacionar este último accidente con el recorte de plantilla, pero el debate está ahí y queremos saber si los recortes previstos afectan a la seguridad”.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram