Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas acepta estudiar la vía federal como gesto para atraer al PSC

Pere Navarro ve insuficiente el ofrecimiento y amenaza con desmarcarse del proceso

El líder de los socialistas catalanes critica la carta de Chacón: "No son maneras"

Artur Mas no consiguió ayer mantener la unidad que se había visualizado en el Parlamento catalán hace unas semanas en torno al derecho a decidir. La cumbre convocada por el presidente catalán con los partidos políticos y los representantes municipales proyectó más las diferencias que las coincidencias.

El Gobierno catalán remarcó que el derecho a decidir sigue siendo una reivindicación troncal de los partidos catalanistas, PSC incluido, pero sus gestos no bastaron para convencer al líder socialista catalán Pere Navarro. Durante la cumbre de ayer, Mas propuso que el Consejo Asesor para la Transición Nacional estudie la vía federal que defiende el PSC, pero el ofrecimiento no satisfizo para nada a los socialistas, que consideran insuficiente el gesto. Su primer secretario, Pere Navarro, dijo al acabar la reunión que estaba “decepcionado”. Durante el encuentro, Navarro reclamó a Mas que deje de crear estructuras de Estado y frene el proceso independentista de Cataluña. Los socialistas catalanes dejaron claro que no podrán contar con el PSC si el Gobierno de la Generalitat sigue creando organismos como el Consejo de Transición Nacional, que estudia la organización de una Cataluña independiente. “Su composición no nos merece confianza”, dijo.

Para los socialistas, el Gobierno de Mas no está siendo imparcial en las decisiones que está tomando en el proceso soberanista

Navarro reprochó también al Gobierno catalán que estudie la manera de impulsar una Hacienda propia para tomar decisiones unilaterales o que cree un consorcio público privado (Diplocat) para difundir el actual contexto político que vive Cataluña y que el PSC entiende que sirve para denigrar la imagen exterior de España. Ninguna de estas reclamaciones fue acogida por el Gobierno catalán

Para los socialistas, el Gobierno de Mas no está siendo imparcial en las decisiones que está tomando en el proceso soberanista. Consideran que la celebración de una consulta sobre el futuro político de Cataluña está absolutamente reñida con el partidismo. Si el Gobierno catalán sigue ahondando en esa vía y en el enfrentamiento con el resto de España, el PSC se desmarcará de lo que Navarro calificó como “un proceso partidista independentista por entregas”. Los socialistas salieron muy decepcionados del encuentro y es probable que no regresen.

Con todo, el primer secretario del PSC aprovechó su presencia para explicar que su partido defiende una reforma constitucional y lograr la celebración de un referéndum o una consulta pactada con el Gobierno para que los catalanes se pronuncien sobre su futuro político y ejerzan el derecho a decidir.

Eso es lo que diferencia a la dirección del PSC de la exministra Carme Chacón, de la que los socialistas catalanes se desmarcaron ayer tras conocer la carta enviada a Navarro, en la que le reclamaba que no acudiese a la cumbre. El PSC calificó de “muy inoportuna” la misiva de Chacón, y Pere Navarro dijo que “no es la mejor forma para hacer sugerencias”. El portavoz del partido, Jaume Collboni, fue incluso más allá y alertó del flaco favor que estaba haciendo Chacón al líder del partido en el que milita, aunque apostilló que “no ha de irse del PSC por defender una cosa distinta” a los postulados del partido.

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, restó trascendencia a la amenaza del PSC de apearse del proceso de la consulta. “Después de la embestida que ha supuesto la carta de Carme Chacón, la posición de Pere Navarro no era fácil de mantener”, dijo Homs, poniendo el acento en que, al fin y al cabo, el PSC sigue hoy por hoy dentro del consenso.

El PSC tampoco lo tendrá fácil si quiere desmarcarse completamente, ya que un sector importante del partido rechaza cualquier maniobra que le pueda acabar equiparando con los postulados que defienden el PP y Ciutadans.

Más información