Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas tildan de “escándalo” el retiro forzoso de médicos

Sanidad cifra en 60 millones el ahorro con el retiro de los doctores mayores de 65 años

Para el PSOE, es "una muestra de la desatención y el maltrato a la sanidad pública"

Escenificación los fusilamientos del 3 de mayo en protesta por la privatización sanitaria. Ampliar foto
Escenificación los fusilamientos del 3 de mayo en protesta por la privatización sanitaria.

Las organizaciones profesionales, los partidos políticos de la oposición y los sindicatos han criticado con dureza que la Consejería de Sanidad de Madrid comunicara a 700 facultativos de los hospitales públicos de la región su retiro forzoso el pasado 30 de abril. La sanidad madrileña pierde, de golpe, 700 especialistas (son 15.000 en total), según cálculos del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), a los que se obliga a retirarse por superar los 65 años. Hasta ahora, podían prolongar su actividad hasta los 70 si superaban un examen físico y psicológico. El Gobierno regional lo hace, como anunció en marzo, para ahorrar. Los facultativos que rondan esa edad son los mejor pagados. En un comunicado, Sanidad asegura hoy que espera ahorrar unos 60 millones de euros anuales con la jubilación de 455 profesionales sanitarios a partir del 15 de mayo.

 La Junta Directiva del Colegio ha expresado "su más profundo rechazo" a la forma en la que se ha comunicado la medida. En una carta, la junta considera vejatorio el trato dispensado a "profesionales que han participado durante años con su labor asistencial, capacidad docente e inquietud investigadora en el desarrollo de una de las mejores sanidades del mundo".

Asimismo ha recordado otras medidas adoptadas por la consejería como "las repetidas bajadas retributivas en los últimos meses, la conversión en jornada ordinaria de las horas extraordinarias o el acometer una reforma del sistema sanitario madrileño sin tener en consideración las propuestas de los diferentes colectivos profesionales". Muchos servicios hospitalarios quedarán huérfanos, según avisa Icomem, que además señala que  "es una irresponsabilidad no haber programado el abandono de estos profesionales del sistema", quienes son "pérdidas irreparables para el sistema" y cuyos pacientes no encontrarán "a ningún otro facultativo con su experiencia, peso o preparación".

El presidente de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), Julián Ezquerra, ha enviado también una carta a sus miembros en la que lamenta la gestión sanitaria por parte de la Comunidad, especialmente "por comunicar por teléfono las prejubilaciones desde el 15 de mayo a cientos de médicos". En el escrito, Ezquerra apunta que el Gobierno regional "demuestra su falta de respeto a los ciudadanos y sanitarios" y "su cobardía" al anunciar la aprobación del texto definitivo de los pliegos por los que se externalizarán seis hospitales públicos.

El Grupo socialista en la Asamblea de Madrid también ha pedido al Gobierno regional que explique "la jubilación forzosa y por sorpresa de 700 médicos", una medida que considera "un escándalo". El portavoz parlamentario del PSOE en materia de Sanidad, José Manuel Freire, considera que es "una muestra de la desatención y el maltrato que el Gobierno del PP está dando a la sanidad pública".

Para los socialistas, que preguntarán sobre ello en el próximo pleno en la Asamblea, ello "indica un desprecio tal a la sanidad pública y una falta de respeto tal a la ciudadanía y a los pacientes que es para que, si el consejero y el presidente de la Comunidad tuvieran dignidad, dimitieran y dimitieran de inmediato", sostiene el portavoz en un comunicado. El portavoz de Sanidad del grupo de IU en la Asamblea de Madrid, Rubén Bejarano, ha calificado de "insostenible" que la asistencia sanitaria en Madrid se preste con "menos personal e inmersa en un proceso de privatización".

Por su parte, el sindicato CSIT ha denunciado "el caos y desconcierto" en los hospitales madrileño. Según este sindicato, la consejería "no ha ofrecido en ningún momento los  datos sobre el número de profesionales sanitarios que iban a ser jubilados forzosamente" en los hospitales (ni por centros ni por especialidades), ni tampoco informó a los Jefes de Servicio de estas jubilaciones, por lo que éstos trabajan desde el 30 de abril "desconociendo la plantilla real de los servicios que han de organizar".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram