Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional fuerza a Botella a cambiar a dos miembros de su gobierno

El tribunal obliga a sustituir por ediles a los delegados sin acta de concejal en los ayuntamientos

Son Fernando Villalonga y Juan Antonio Gómez Angulo

Crisis de Gobierno en el Ayuntamiento de Madrid. Ampliar foto
Crisis de Gobierno en el Ayuntamiento de Madrid.

El Tribunal Constitucional ha anulado la disposición legal que permitía a los alcaldes de las grandes ciudades incluir en su gobierno municipal a personas sin acta de concejal. Sin embargo, considera “situaciones consolidadas no susceptibles de ser revisadas las nacidas con anterioridad a la fecha de publicación” de su sentencia. La Abogacía del Estado ha pedido al Constitucional que aclare si eso significa que los delegados elegidos con anterioridad pueden continuar en su puesto o si, tal y como señalan a EL PAÍS fuentes del tribunal, lo único que se asegura es la validez de las decisiones tomadas por los Ayuntamientos durante el tiempo en el que tuvieron delegados no electos.

La Ley de Grandes Ciudades, que entró en vigor el 1 de enero de 2004, afecta las poblaciones de más de 250.000 habitantes, o que sean capital de provincia o de comunidad autónoma. Su objetivo era definir un marco jurídico a la medida de las necesidades de los municipios más poblados, al considerar que la Ley Reguladora de Bases del Régimen Social “no ha respondido en un grado suficiente”. Para ello, buscaba concentrar el poder ejecutivo en el gobierno local, y potenciar la labor “deliberante y fiscalizadora” del pleno.

Precisamente para “reforzar el perfil ejecutivo” del gobierno municipal, la ley permitía al alcalde contar con “personas que no ostentan la condición de concejales”. La única condición era que no superaran un tercio del total.

En el Ayuntamiento de Madrid, la Junta que preside Ana Botella (PP) la componen siete personas; dos de ellas no son concejales electos. Se trata de Fernando Villalonga, delegado de Las Artes; y Juan Antonio Gómez Angulo, delegado de Medio Ambiente y Movilidad. En Leganés, el alcalde, Jesús Gómez (PP), tiene a un gobierno de 11 miembros; solo uno no es concejal electo: María Paz Pérez (Recursos Humanos).

La Constitución estipula en su artículo 140 que “los concejales serán elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal, igual, libre, directo y secreto”, mientras que los alcaldes “serán elegidos por los concejales o por los vecinos”. Basado en esto, el Parlamento catalán interpuso un recurso ante el Constitucional contra la potestad de los regidores para incluir en su Gobierno a personas sin acta de concejal. El pleno del alto tribunal le dio la razón el pasado jueves.

La sentencia, que cuenta con dos votos particulares y aún no ha sido publicada, recuerda que el artículo 140 de la Constitución “atribuye las funciones de Gobierno y Administración municipal a un Ayuntamiento compuesto únicamente por alcalde y concejales”, y exige que estos “sean elegidos democráticamente”. Declara inconstitucional “la facultad que se reconoce al alcalde de nombrar como miembros de la Junta de Gobierno a personas que no ostenten la condición de concejales”, como informó ayer El Mundo. Pero añade que “han de considerarse situaciones consolidadas no susceptibles de ser revisadas con fundamento en esta sentencia las nacidas con anterioridad a la fecha de publicación”.

Pese a que esta redacción parece abrir la puerta a que los delegados ya nombrados se mantuvieran en sus puestos, fuentes del Constitucional han aclarado a este periódico que, a partir de la publicación de la sentencia en el BOE, los miembros no electos de los gobiernos locales tendrán que ser sustituidos por ediles, aunque eso no afectará a la validez de las decisiones tomadas con anterioridad por estos. Pese a ello, la Abogacía del Estado va a solicitar una aclaración al respecto al tribunal.

El Ayuntamiento de Madrid se verá obligado a relevar a Villalonga (nombrado en enero de 2012) y a Gómez Angulo (que sustituyó en febrero a Antonio de Guindos, dimitido por el caso Madrid Arena). Botella dijo tras la sustitución de De Guindos: “Espero que no haya más [cambios]“. En enero nombró a siete miembros de su gobierno. En año y medio, ha hecho seis cambios, que serán ocho en caso de relevar a Villalonga y Gómez Angulo. Del Ejecutivo que nombró en enero, solo quedarán tres nombres.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram