Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona pagará las grandes facturas culturales de la Generalitat

El Ayuntamiento invertirá cinco millones de euros para garantizar este año la supervivencia del Macba, Teatre Lliure, Auditori y Mercat de les Flors

Una vez más el Ayuntamiento de Barcelona saca las castañas del fuego a la Generalitat aportando dinero para centros culturales gestionados por ambas instituciones y, en algunos casos, con el Ministerio de Cultura. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, explicó ayer que el consistorio hará un “sobreaportación” anual de cinco millones de euros —los años 2013, 2014 y 2015— para garantizar el funcionamiento del Macba, el Teatre Lliure, el Auditori, el Mercat de les Flors y también las fundaciones privadas Tàpies y Miró. A esa cantidad hay que sumar más de dos millones de euros que el ayuntamiento aportará anualmente al Palau de la Música, el Liceo y el MNAC.

La aportación extraordinaria del Consistorio se debe a la precaria situación económica de los equipamientos culturales tras la caída de fondos que proceden de la Administración central y de la Generalitat. Por ejemplo, en 2012 el Ministerio de Cultura aportó 21 millones de euros, cantidad que ha caído a 11 en las cuentas de 2013, según cifras municipales.

Participación

MNAC: 50% Generalitat (G), 30% ministerio (M) y 20% Ayuntamiento (Aj).

Palau: 45% (G), 27,5% (M) y 27,5% (Aj).

Macba: 40% (G), 20% (M) y 40% (Aj).

Auditori: 50% (G), 50% (Aj).

Teatre Lliure: 39,5% (G), 14% (M) y 39,5% (Aj) y un 7% la Diputación.

Mercat de les Flors: 50% (G) y 50% (Aj).

Liceo: La Generalitat tiene el % mayor, por encima del ministerio.

A diferencia de otras ayudas del Consistorio a la Generalitat, en esta ocasión la aportación extraordinaria no será gratis. Y el Ayuntamiento pasará a ser la administración preeminente en el Macba, el Teatre Lliure, Auditori y Mercat de les Flors, donde hasta ahora la participación era paritaria. Por ejemplo, tanto en el Auditori como en el Mercat de las Flors, Ayuntamiento y Generalitat tienen un 50%. Esos cambios se reflejarán en los estatutos que rigen cada uno de esos centros en un proceso que se iniciará en breve. El refrán “quien paga, manda” se aplicará en este caso.

El cambio de funcionamiento se empezó a fraguar hace meses cuando el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, explicó que Generalitat y Ayuntamiento querían clarificar cuál de las dos administraciones iba a ser preeminente en cada uno de los equipamientos para que la gestión fuese más agil. “Pero también es lógico que la administración que hace un mayor esfuerzo económico, en este caso el Ayuntamiento, tenga más representatividad. No se trata de quién manda sobre quién porque, por norma general, las decisiones se toman de forma conjunta y no hay disparidad de criterios”, aclaró ayer el consejero Mascarell a preguntas de este periódico. La Generalitat será —como ya lo es por su participación mayoritaria —la administración preeminente en el Liceo, el Palau de la Música, el MNAC y el Teatre Nacional. “Lo que no podemos hacer es dejar en una situación desesperada a equipamientos culturales de la ciudad y correr el riesgo de que se colapsen”, apuntaba el alcalde en la conferencia En Barcelona, la cultura es capital pronunciada en el Ateneo barcelonés.

La modificación que se acordará entre Ayuntamiento y Generalitat en los órganos gestores del Teatre Lliure y el Macba —en ambos tendrá la mayoría el consistorio—no repercutirá en la administración central: que tiene un 20%. Tanto la Generalitat como el Ayuntamiento se quejan de que el Estado no aporta lo que le corresponde. Por ejemplo, en 2012 no liquidó 1.640.000 euros para el Macba. Pese a que Mascarell ha puesto en entredicho la continuidad del Estado en algunos consorcios por impago, como el Macba —llegando a asegurar que se ha marchado— no plantearán a la Administración central la disyuntiva de seguir o no en la reforma de los estatutos que ahora se plantea.