Vitoria

Maroto saca adelante sus primeros presupuestos con los votos del PNV

El pleno municipal sanciona definitivamente el acuerdo entre el PP y los peneuvistas El Ayuntamiento dispondrá de 340 millones de euros, unos 40 menos que en 2012

Maroto (izquierda) y Urtaran, en un momento del pleno que ha aprobado los presupuestos de Vitoria.
Maroto (izquierda) y Urtaran, en un momento del pleno que ha aprobado los presupuestos de Vitoria.l. rico

Vitoria ya cuenta oficialmente con presupuestos. Populares y PNV han hecho valer esta mañana en un pleno municipal extraordinario el pacto que cerraron el pasado marzo para que la capital alavesa cuente este año con 340 millones de euros, aproximadamente 40 millones menos que en 2012.

El presupuesto es el primero propio con que cuenta el alcalde, Javier Maroto, que gobierna en minoría (nueve concejales sobre 27), desde su llegada al consistorio en 2011. Hasta ahora había tenido que ir prorrogando por falta de apoyos las cuentas que heredó.

El concejal de Hacienda, Manuel Uriarte, ha defendido que el proyecto aprobado es la “única manera” de distribuir el presupuesto para este año. Tras el pleno el alcalde, Javier Maroto, ha asegurado en un comunicado que “lo importante es entenderse entre diferentes, porque es la única respuesta útil para los ciudadanos”. "Somos distintos y pensamos diferente, pero sabemos llegar a acuerdos", ha añadido.

Gorka Urtaran, el portavoz municipal del PNV, cuyos seis votos han dado al alcalde la mayoría absoluta que necesitaba, ha pedido a los dos grupos que han votado en contra, el PSE y Bildu, que actúen con mayor “responsabilidad” y “coherencia”, ya que que los presupuestos no son “los mejores”, como ha reconocido, sino “los únicos posibles” ante la falta de recursos.

Urtaran ha criticado la postura de ambos partidos, a los que ha acusado de querer hacer una política “de derechas y de izquierdas” y ha recalcado que su grupo ha garantizado la inversión social en cuestiones como la generación de empleo y en igualdad.

“Decepcionantes” e “irresponsables”, son los adjetivos que han usado socialistas e independentistas para calificar las cuentas. Antxon Belakortu, de Bildu, ha acusado al equipo de gobierno de “desoír” a los ciudadanos al desestimar la concejalía de Hacienda todas las alegaciones presentadas, entre ellas algunas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Álava o de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Vitoria, por "no ajustarse a la norma foral", según fuentes municipales que cita Efe.

Pese a ello, siete alegaciones del Consejo Social y una de la Fundación Fernando Buesa se tendrán en cuenta "a través de un trámite diferente", al ser consideradas de interés, pero sin incorporarse al presupuesto.

Belakortu ha criticado que se “reduce” la inversión en centros cívicos, mientras que se destinan 39 millones de euros a Ensanche 21, la sociedad urbanística municipal.

El portavoz socialista y anterior alcalde, Patxi Lazcoz, ha recriminado a Urtaran que haya apoyado unos presupuestos que “no generan empleo”, sino que “lo destruyen”, y empobrecen a los ciudadanos. Lazcoz ha querido ridiculizar con imitaciones al alcalde y a Urtaran, a los que les ha reprochado mantener una relación “interesada”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50