Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el final de eta

Sortu exige no usar a los presos de ETA como “arma arrojadiza contra el proceso”

Maribi Ugarteburu traslada su solidaridad a la familia del etarra Thierry y recuerda el mal trato sufrido

Joseba Permach, a la izquierda, y Rufi Etxeberria en la manifestación de Bilbao.
Joseba Permach, a la izquierda, y Rufi Etxeberria en la manifestación de Bilbao. efe

La portavoz de Sortu, Maribi Ugarteburu, ha manifestado su apoyo a la familia del exdirigente de ETA, Javier López Peña, Thierry, y ha hecho un emplazamiento a los Estados español y francés para que dejen de usar la política penitenciaria y a los presos de la banda armada como "arma arrojadiza para bloquear el proceso de paz".

Ugarteburu ha realizado estas declaraciones en Bilbao, momentos antes de iniciarse la marcha convocada por Herrira. La representante de Sortu ha querido trasladar "la solidaridad y afecto" de la formación a los familiares de Thierry y ha denunciado el "trato" al que "se han visto sometidos" durante este mes de marzo. "Han sido sometidos a una total falta de información, falta de transparencia, falta de trato humano desde el primer momento y, aún hoy, cuando el cuerpo de esta persona no ha llegado a su lugar de origen", ha añadido.

Por ello, ha insistido en el mensaje de apoyo a los familiares del exdirigente de ETA porque son "una familia más, que ha vivido como se jugaba con ellos a la ruleta rusa". "Una ruleta rusa macabra de la que están haciendo uso el Estado español y francés mediante el mantenimiento de una política penitenciaria que salta toda la normativa internacional en cuanto a derechos humanos", ha afirmado.

Ugarteburu ha indicado que se aplica una política penitenciaria "totalmente excepcional y de guerra". "Fruto de la cual durante este último mes hemos conocido el fallecimiento de dos presos enfermos", ha denunciado. Por ello, ha hecho un llamamiento "claro y rotundo" a los Estados español y francés para que "dejen de usar la política penitenciaria y a los presos y sus familiares" como "arma arrojadiza para bloquear el proceso de paz en Euskal Herria". "Es tiempo de soluciones y Javier debe ser la última víctima de la política penitenciaria criminal", ha añadido.

Por su parte, el portavoz de Alternatiba y parlamentario de EH Bildu, Oskar Matute, ha pedido a los gobiernos español y frances que se comprometan "con el proceso de resolución" y cambien la "política penitenciaria vengativa".

Matute ha denunciado, precisamente, el "carácter vengativo" de la actual política penitenciaria de los Estados español y francés. A su juicio, es "imposible pensar" en cualquier proceso de paz que "no arranque del respeto escrupuloso de los derechos humanos", incluidos "los de los presos".

"Mientras asistimos y vemos como uno de los agentes interpelados, que era ETA, respeta la palabra dada de no vulneración de los derechos humanos, tenemos que asistir desgraciadamente a la vulneración de los derechos de los presos vascos", ha afirmado.