Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella reabrirá el Madrid Arena sin arreglar los fallos detectados en 2010

El recinto ha estado precintado por orden judicial desde la tragedia en la que murieron cinco chicas

El pabellón municipal Madrid Arena reabrirá a finales de abril, cinco meses después de la fiesta de Halloween en la que murieron cinco jóvenes. Acogerá una feria comercial, una vez levantado el precinto judicial y concluido el arreglo de desperfectos menores detectados antes de la tragedia.

¿Es seguro? Depende. Los arreglos no afectaban a la seguridad, a excepción de las cámaras de vigilancia cuya avería se detectó precisamente porque no grabaron la tragedia. En una feria, la ley prevé una persona cada dos metros cuadrados, es decir, 925 personas en la pista. Las salidas de emergencia serían suficientes. En una fiesta, el aforo legal sería de 3.700 personas en la pista (aunque el organizador del evento de Halloween presuntamente triplicó o cuadruplicó esa cifra).

El Madrid Arena no está preparado para ese uso, tal y como señalaba un informe de 2010 del propio Ayuntamiento, desvelado por EL PAÍS, pero que nadie tuvo en cuenta hasta la tragedia. Así lo recordó ayer el portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, que exigió saber si los fallos detectados se han corregido. En ese mismo sentido insistió la edil de Izquierda Unida Milagros Hernández. Pero eso resultaría imposible sin tirar abajo el pabellón, puesto que se trata de fallos de seguridad que afectan a la propia estructura del edificio. De esta forma, el Ayuntamiento se ha limitado a prohibir los eventos que supongan un riesgo. Su objetivo a medio plazo es privatizar la gestión, y para eso debe ponerlo en el mercado cuanto antes.

La empresa que administra el recinto, Madridec, está en quiebra técnica, a punto de despedir a la mitad de su plantilla, y con un plan de viabilidad en preparación. Este año prevé ingresar 14 millones; su deuda supera los 300. Planea vender el edificio Apot y un bloque en la calle Montera. Posee además la Caja Mágica, cuya gestión quiere privatizar. Respecto al Centro Acuático, a medio construir: si hay Juegos, se terminaría y se cedería a un club privado; si no, podría venderse para ser centro comercial. El Palacio de Congresos reabrirá en abril tras arreglar fallos graves de seguridad; el Palacio de Cristal podría estar listo en septiembre.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información