Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espadaler negocia con el ministerio las competencias pendientes

Cuestiones legales sobre tráfico y asuntos de competencias, seguridad y presupuestarios centrarán los encuentros

El consejero de Interior, Ramon Espadaler, ha anunciado la apertura de negociaciones con el Ministerio del Interior para inventariar y abordar cuestiones pendientes en el terreno competencial y presupuestario en seguridad y tráfico. Tras reunirse con miembros del Consejo Nacional de UDC, órgano que preside como dirigente de Unió, el consejero explicó que, en el marco de la “inflexión” que supuso el mandato del president Artur Mas de abrir el diálogo con el Estado, su departamento se ha “arremangado” y esta misma semana ya ha abierto conversaciones y que aprecia una actitud “positiva” del ministerio.

Espadaler anunció que las conversaciones se plasmarán en una reunión después de Semana Santa entre el secretario general del departamento y el secretario de Estado de Seguridad, después de que el ministerio haya aceptado elaborar un “inventario” de asuntos pendientes a negociar.

Las negociaciones pivotan sobre dos cuestiones. Por un lado, el Servicio Catalán de Tráfico y cuestiones legales a aplicar, como la ampliación a 130 kilómetros por hora, y, por otro, asuntos de carácter competencial en materia de seguridad y cuestiones presupuestarias. “Exploraremos la capacidad de encuentro”, dijo Espadaler, quien recordó que la Generalitat “defenderá hasta el final sus competencias, aunque buscaremos la concertación en temas de seguridad y de seguridad viaria”.

Disposición al diálogo

De entrada, la Generalitat y el Gobierno han acordado, según Espadaler, “inventariar un conjunto de aspectos legislativos y competenciales” que estaban pendientes de negociar, tras detectar que “en las primeras conversaciones hemos encontrado una disposición a dialogar”. Espadaler ha hablado de negociar competencias de seguridad en asuntos como el ámbito medioambiental, el litoral y la costa, a partir de la premisa de que los mossos deben asumir todas las competencias en Cataluña tras haber sido desplegados en todo el territorio catalán, lo que también les debe dar acceso a diferentes “programas europeos”, apuntó el consejero.

La intensificación de estas negociaciones tiene un interés relevante tras el distanciamiento entre la Generalitat y el Estado por la cuestión soberanista y el anuncio de la celebración de la consulta sobre la autodeterminación.