Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición critica que se celebre la cumbre social sin presupuestos

Los grupos temen que no se encuentren soluciones reales

Reclaman que se aprueben las cuentas para fijar objetivos claros

Todos los partidos parlamentarios, menos ERC y CiU, han criticado esta tarde en el Parlament que se celebre una cumbre socioeconómica el próximo sábado sin haber aprobado aún los presupuestos para el ejercicio del 2013.

El portavoz del PSC, Maurici Lucena, ha admitido que durante los contactos previos al acto no se consideraba la posibilidad anunciada ayer por el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, de prorrogar las cuentas hasta fin de año. Así, ha añadido que este hecho "pone en cuestión la utilidad de la cumbre".

Desde el PP, el portavoz adjunto Santi Rodríguez, ha querido remarcar que su partido asistirá al evento para exigir que se cumplan los acuerdos adoptados en la cumbre de hace 2 años. Además, ha añadido que si Mas-Colell no es capaz de hacer unos presupuestos, "lo mejor que podría hacer es irse".

La ecosocialista Dolors Camats ha pedido incluso que se posponga la cumbre hasta que haya presupuestos y "propuestas concretas" ya que, sino, ha expresado que no sabe qué van a hacer allí. Así, ha manifestado sus dudas ante "qué puede acabar siendo esta cumbre socioeconómica sin actores socioeconómicos".

El portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas, ha reiterado, al igual que el resto, que no es posible realizar la cumbre sin presupuestos y que se trata de un evento para conseguir "una foto". Quim Arrufat de la CUP ha alegado que asistirán para proponer una serie de propuestas públicas como la auditoria de la deuda de la Generalitat, aunque tampoco ha descartado que acabe siendo un "espectáculo mediático".

Por su parte, tanto CiU como ERC han coincidido en la necesidad de "llegar a un consenso" entre todas las fuerzas políticas para hacer frente a la complicada situación económica. La portavoz de los republicanos, Marta Rovira, además, ha vuelto a pedir que los partidos se pongan de acuerdo para reclamar una flexibilización del objetivo de déficit, actualmente fijado en el 0.7%