Las lluvias obligan a desalojar a cien familias de una pedanía de Jaén

Varios municipios de la cuenca del Guadalquivir vuelven a sufrir inundaciones

La combinación de las fuertes lluvias con los desembalses (58 pantanos de Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga, Jaén y Sevilla han tenido que aliviar) ha causado inundaciones en varios municipios, además de afectar a 53 carreteras andaluzas. Los problemas de más entidad se han registrado en la cuenca del Guadalquivir, sobre todo en Jaén y Sevilla.

La provincia de Jaén, en la cabecera de la cuenca del río, ha vivido momentos de tensión por las crecidas, que han motivado inundaciones y desalojos preventivos en varios municipios. La situación más crítica se ha registrado en la pedanía de Mogón, en Villacarrillo, en la que viven un millar de habitantes y donde una treintena de viviendas han sufrido anegaciones por la crecida del Guadalquivir y del Aguascebas.

Pero la Junta de Andalucía, tras ser alertada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir del aumento del desembalse desde el cercano pantano del Tranco, ha decidido a media tarde ordenar la evacuación de un centenar de viviendas de las barriadas más cercanas al río Aguascebas, La Barca y Batanejo (esta perteneciente al municipio de Iznatoraf). A los vecinos se les ha dado de plazo hasta las 22.00 horas para que abandonaran sus viviendas, pues se temía que la situación se agudizara durante la madrugada por la subida del caudal. El Ayuntamiento de Villacarrillo ha preparado el albergue y el pabellón de deportes para acoger a las familias que dejen sus casas.

El Tranco, el pantano más importante de Jaén con una capacidad de 498 hectómetros cúbicos, se encontraba este martes al 97%, y recibía unos 250.000 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, otros muchos embalses jiennenses han superado ya el 100% de su capacidad. “No hay precedentes de que los pantanos estén por encima del 100%”, ha admitido el ingeniero jefe de la confederación en Jaén, José Martín.

La Junta ha activado el plan de emergencia ante esta situación y por la previsión de precipitaciones intensas en las próximas horas. También en Andújar se han activado las alertas por el incremento del nivel del Guadalquivir, que estaba a escasos dos metros de la cota del puente romano de la localidad.

En la vega de Andújar se han producido inundaciones en el término de Villanueva de la Reina, y la línea férrea entre Sevilla y Barcelona se vio interrumpida al mediodía por la avería de un tren sin pasajeros entre las localidades de Marmolejo y Arjonilla.

Mientras tanto, en la zona de los Puentes, en las inmediaciones de la capital jiennense, se ha realizado el desalojo preventivo de una treintena de familias por la crecida de los ríos.

En la provincia de Sevilla, ha sido Écija la localidad más afectada. El Ayuntamiento activó su plan de emergencia para hacer frente al agua que había anegado las zonas más bajas del municipio debido a la crecida del arroyo Argamasilla, que ya en 2010 dio problemas. Además, una decena de personas mayores han tenido que ser desalojadas en prevención y realojadas por el Ayuntamiento, ha informado el servicio de Emergencias 112. Este martes también se han evacuado cinco colegios de esta localidad sevillana.

En la provincia de Córdoba y en su capital no se han producido evacuaciones, aunque se mantenía un dispositivo de vigilancia en las parcelaciones próximas al aeropuerto, la zona con más riesgo. En el municipio cordobés de Villafranca, donde el cauce del Guadalquivir aumentó en pocas horas a 1.300 metros cúbicos por segundo, los servicios de emergencia han recomendado a la población cercana a la ribera que recogieran sus enseres en prevención.

En Cádiz, nueve familias permanecían este martes desalojadas en las barriadas rurales de Las Pachecas, La Corta y Los Cejos del Inglés de Jerez. La Junta también ha decido cerrar un colegio de Arcos de la Frontera por los problemas registrados en la carretera de acceso a este centro.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS