Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba pide acabar con la “austeridad compulsiva” para crecer

El líder del PSOE pide a la UE "más tiempo" para que el ajuste "no se lleve por delante el bienestar"

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha defendido hoy una “austeridad inteligente” que permita crecer a la economía frente a la “austeridad compulsiva” que lleva “a la recesión, al desempleo y a la desigualdad”. Europa y el Gobierno de Mariano Rajoy deben cambiar su política económica para salir de la crisis, ha subrayado.

“Necesitamos más tiempo y flexibilidad para cumplir con el déficit”, según ha destacado Rubalcaba durante su intervención en Valencia en la jornada sobre empleo y competitividad Ganarse el crecimiento, preparatoria de la Conferencia Política que celebrará el partido en octubre. Los socialistas quieren “ser austeros, combatir la deuda y el déficit”, pero es necesario un margen “para que el saneamiento no se lleve por delante el Estado del bienestar”, ha recalcado.

El líder socialista ha defendido que crecimiento y el empleo deben "ir de la mano", al tiempo que ha reconocido que con una tasa del 25% de paro es complicado que la economía española crezca y cree puestos de trabajo. En ese contexto, Rubalcaba ha propuesto que se destine la mitad de los 10.000 millones de euros que se recaudan cada año en la lucha contra el fraude fiscal a estimular el empleo y a las empresas para que no se destruyan más puestos de trabajo.

El secretario general del PSOE ha adelantado también que los socialistas españoles no van a votar el presupuesto europeo por una "cuestión de principios" y porque “no refleja la Europa social”. Para Rubalcaba, ese presupuesto debería incrementarse para dedicarlo a los países que no pueden crecer con sus propios presupuestos.

Rubalcaba se ha declarado "beligerante" contra el contrato único, ya que "esconde la precarización" de todo el mercado laboral español, y ha reivindicado la necesidad del diálogo social como base para el crecimiento. Para el líder socialista, el Gobierno español tiene "margen" para hacer una política distinta, que dé prioridad al crecimiento frente al ajuste, que cambie la política de crédito en beneficio de las pymes y que ajuste por el ingreso y no por el gasto, al tiempo que ha reivindicado una reforma fiscal eficaz.

Según el líder socialista, frente al empeño del Gobierno por ganar competitividad "de la mala" bajando salarios, se puede ganar competitividad "de la buena" con un pacto de rentas y con reformas estructurales y del mercado de bienes y servicios.