Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de viajeros que no pagó el metro se redujo a pesar de la crisis

El número de viajeros que no pagó su tique en el metro se ha reducido a la mitad en tres años

Usuarios en el metro de Barcelona.
Usuarios en el metro de Barcelona.

La empeoramiento de la crisis económica y sus repercusiones directas en el empobrecimiento de la población no han provocado, sin embargo, que aumentara el “fraude” entre los usuarios del metro de Barcelona. Si en 2011, el 3,4% de los viajeros no abonaron su pasaje, el año pasado esta cifra se situó en el 3,1%. Los datos de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) revelan que esta cantidad se ha contraído progresivamente desde 2009, cuando se colaban cerca de 7 de cada 100 usuarios. Con esta reducción, el fraude en el metro se ha equiparado con el del autobús metropolitano. En estos últimos tres años, el porcentaje de viajeros que no pagaron su tique de autobús ha bajado del 3,27% al 2,71% del pasado año.

La drástica reducción del fraude, según TMB, se inició en 2010, cuando la compañía activó un plan de medidas entre las que se incluían el cambio de tornos de control por puertas, las campañas de sensibilización, el aumento del valor de las multas, que han pasado de 40 euros en 2010 a 100 el pasado año, y, sobre todo, la intensificación de la presencia de “figuras disuasorias”.

Desde TMB se apunta también que el descenso en el número de defraudadores se explica por el incremento del número de controles en los que grupos de interventores acompañados de vigilantes se colocan durante varias horas en zonas de alta afluencia. Estos dispositivos, que se doblaron entre 2011 y 2012, hicieron crecer las denuncias interpuestas. En 2009, hubo 54.000 denuncias, mientras que el pasado año esta cifra aumentó hasta las 75.000. Un número mucho mayor que en el autobús, donde 12.562 viajeros fueron sancionados.