Un vehículo conectará la Alhambra con el centro de la ciudad en primavera

El nuevo medio de transporte será lo más ecológico posible y discurrirá por la Cuesta Gomérez

Una pareja se protege de las precipitaciones en Granada con la Alhambra al fondo.
Una pareja se protege de las precipitaciones en Granada con la Alhambra al fondo.m. zarza

Granada suma un episodio más a la recurrente aspiración de conectar mecánicamente la Alhambra y la ciudad. Tras las últimas batallas políticas, en torno al ascensor que anunció en la última campaña electoral el alcalde, José Torres Hurtado (PP), Junta y Ayuntamiento han acordado ahora que sea un vehículo, lo más ecológico posible, el que comunique la Alhambra con el centro de la ciudad. El objetivo es que el elevado número de turistas que visita el recinto monumental acuda también a la ciudad. Este viernes aprobará el Consistorio el pliego de condiciones para abrir el concurso y se espera que en primavera ya esté funcionando.

La idea es que ese vehículo, del que solo se ha dicho que tendrá un diseño de “última generación”, baje a los turistas desde las taquillas de la Alhambra al centro por la Cuesta Gomérez, actualmente cerrada al tráfico por cuestiones de conservación. La subida tendrá que ser por el Realejo o el itinerario que planteen las empresas, pero en ningún caso por esa misma cuesta. Las características del vehículo, la frecuencia, la capacidad, el itinerario o el precio serán cuestiones que decidan quienes ganen el concurso.

De este modo, los gobiernos regional y local zanjan la vieja polémica sobre la conexión entre el recinto monumental y la ciudad, que desde hace décadas ha generado inventos de todo tipo. Al ascensor, que es la propuesta más reciente y por ahora queda descartada, precedieron escaleras mecánicas, un funicular, y también un tren con ruedas, que de hecho ya circuló entre el monumento y la ciudad en 1995. Duró un año, pero tanto el Patronato de la Alhambra como el Ayuntamiento creen que lo que plantean ahora es “un concepto distinto” por lo que no temen que fracase como ese anterior.

La iniciativa presentada hoy de forma conjunta en el Ayuntamiento ha dejado una estampa poco habitual: representantes municipales y del Patronato de la Alhambra sentados en la misma mesa ante los medios de comunicación. Han sido varios meses de “conversaciones leales”, según ha dicho Torres Hurtado, que ve así cumplida en parte su aspiración de conectar la Alhambra con la ciudad. “Es irrenunciable acercar la Alhambra a Granada y es irrenunciable que Granada disfrute de la Alhambra”, ha subrayado el consejero de Cultura, Luciano Alonso, convencido de que el nuevo transporte será capaz de generar “producto turístico y cultural”.

Queda pendiente otra reivindicación que sería la conexión entre la Alhambra y el Albaicín, más después de que se suprimiera una línea que conectaba los dos enclaves y tras la peatonalización de la Carrera del Darro que ha generado protestas, por el modo en que se ha hecho, de los vecinos del barrio. No se descarta, según ha recalcado el alcalde, que este transporte turístico dé respuesta a esa demanda. Es más, se va a valorar mucho el itinerario que planteen las empresas, que en cierto modo tendrán que competir con los autobuses de Rober que hacen el recorrido en sentido ascendente por el Realejo.

Puesto que no se tratará de un servicio público ni estará subvencionado, se financiará con el precio del billete, de ahí que la oferta se presuponga más atractiva con, incluso, algún recorrido por la ciudad. En cualquier caso, eso lo decidirán en el concurso. Lo que está claro es que el proyecto no lleva aparejada obra alguna en el recinto monumental. La concesión administrativa por parte del Ayuntamiento será, en principio, de diez años prorrogable a otros cinco más. El objetivo es que los más de dos millones de turistas que anualmente recibe el monumento disfruten también, ha dicho Alonso, de los recursos culturales, gastronómicos y patrimoniales de la capital.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS