Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
empresas

Ampo, el ‘ferrari’ de las válvulas

La empresa guipuzcoana cierra 2012 con un crecimiento del 35% y prevé inversiones por más de 20 millones

Un operario manipula un válvula en las instalaciones de Ampo en Idiazabal.
Un operario manipula un válvula en las instalaciones de Ampo en Idiazabal.

La firma Ampo, radicada en Idiazabal, es un referente mundial en fundición de aceros y en el diseño y fabricación de válvulas de alto valor tecnológico. Es una empresa que está sorteando con éxito la actual crisis económica actual. El año pasado consiguió una cifra de negocio de 155 millones de euros, un 35% más que en el ejercicio anterior, hasta situarse en guarismo de 2008, cuando comenzó a hundirse la economía internacional. El coordinador general de la compañía, Peio Alcelay, espera que las ventas crezcan en 2013 un 22% y llegar a los 190 millones de facturación.

La clave de su éxito, asegura Alcelay, está en la capacidad de Ampo de "adaptarse a los cambios sociales y económicos", su "apuesta por la innovación y la calidad" y en aplicar un modelo de negocio "basado en un sistema organizativo donde los protagonistas son los trabajadores". El esfuerzo en la internacionalización, la "importante" inversión en I*D+i y su estrategia de orientación al cliente le han permitido exportar el 95% de su producción en mercados delos cinco continentes.

EE UU, Japón, Corea, China, Rusia, Reino Unido, Oriente Medio, Australia y la mayor parte de los países de la UE son mercados donde la firma guipuzcoana está implantada. En 2013 reforzará su presencia en los mercados africano y ruso, además de expandirse hacia el área del mar Caspio, explica Jon Gorrotxategi, coordinador de relaciones institucionales con los clientes. Gorrotxategi afirmó que Ampo es conocida entre sus competidores como "el ferrari de las válvulas".

Los grandes productores energéticos como BP, Shell, Angloamerican o Exxon Mobil se encuentran entre los principales clientes finales de Ampo. Las fuertes inversiones que estas compañías multinacionales están realizando en la producción de gas natural, petróleo, petroquímica y minería permiten afrontar el futuro "con garantías y de forma optimista", asegura Gorrotxategi.

Ampo exporta el 95% de su producción

Con más de 40 años de historia, esta cooperativa guipuzcoana cuenta con una plantilla de 650 trabajadores, de los que aproximadamente 160 están empleados en la planta de la India. Del resto, cerca del 80% son cooperativistas. Una de las grandes ventajas con que cuenta Ampo con relación a sus competidores es que posee "todo el proceso de producción integrado", desde la fundición hasta el acabado final de las piezas.

La buena marcha del proyecto permitirá a esta firma generar este año alrededor de 30 empleos directos y otros 50 indirectos, estos últimos para soportar el incremento de las necesidades de subcontratación que repercuten en los proveedores de la zona.

Respecto al plan de inversiones de 20 millones de euros para los próximos ejercicios, Alcelay ha precisado que el 25 % de los fondos se destinará a la ampliación de la planta de India y el 75 % restante se quedará en Idiazabal para investigación y desarrollo de producto y procesos y modernización de instalaciones.