Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB se querella contra Olivas por una operación de Bancaja Hábitat

El fondo de rescate presenta siete querellas sobre operaciones del Banco de Valencia

José Luis Olivas, expresidente de Bancaixa, y Aurelio Izquierdo, exdirector general, en la presentación de la cuenta de resultados de 2009.
José Luis Olivas, expresidente de Bancaixa, y Aurelio Izquierdo, exdirector general, en la presentación de la cuenta de resultados de 2009.

El FROB ha denunciado en la Audiencia Nacional las irregularidades de una operación inmobiliaria conjunta entre el Banco de Valencia y Bancaja Hábitat valorada en 300 millones, por la que se ha querellado contra los exdirectivos de ambas entidades José Luis Olivas y Aurelio Izquierdo.

Fuentes financieras han informado a Efe de que el expresidente de Bancaja y el ex consejero delegado de Banco de Valencia figuran en una de las siete querellas que hoy el FROB ha registrado en el Juzgado Central de Instrucción número 1, cuyo titular, Santiago Pedraz, debe ahora decidir si admite o no a trámite.

En este escrito, el FROB desgrana las irregularidades de una operación que, según las mismas fuentes, vienen a confirmar lo apuntado por el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, el pasado día 15, cuando desveló en su declaración como testigo en la Audiencia Nacional que el supervisor estaba investigando acciones en Bankia Hábitat, en la que se integró la antigua Bancaja Hábitat.

Una semana después, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, reconoció en el mismo tribunal que hay "casos no ortodoxos desde el punto de vista de riesgos en una serie de operaciones" que están siendo investigados por el departamento de riesgos, en coordinación con el Banco de España.

Las nuevas acciones emprendidas por el FROB se dirigen contra la antigua cúpula del Banco de Valencia, especialmente el ex consejero delegado Domingo Parra, que aparece como querellado en todas ellas, así como contra varios empresarios que se beneficiaron en diversas operaciones de financiación o créditos otorgados por la entidad.

El FROB, administrador único del banco valenciano, acordó interponerlas durante la reunión del pasado jueves de su junta rectora del FROB, con el objetivo de recuperar el máximo capital posible de los 4.500 millones que tuvo que inyectarle y que fueron destinados a sanear el agujero causado por estas operaciones.

No obstante, el abogado designado por el FROB, Carlos Gómez-Jara, ha declinado hacer comentarios sobre estas nuevas querellas.

Pedraz instruye esta causa desde el pasado junio, cuando el FROB denunció por primera vez a los antiguos responsables de la entidad por estafa, apropiación indebida y administración desleal.

La denuncia se dirigía, principalmente, contra Domingo Parra, Aurelio Izquierdo y el presidente de Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig.

De acuerdo con este escrito, Parra intervino en una serie de operaciones "de dudosa racionalidad económica" al haber obtenido, por vía directa o indirecta, beneficios en perjuicio del patrimonio del Banco de Valencia, al que provocó un agujero cercano a los 137 millones de euros.

Entre esas operaciones, destacaba la compraventa de participaciones de la sociedad Inversiones Financieras Agval en 2008, la adquisición de acciones de la sociedad Costa Bellver o la concesión de financiación a favor de la sociedad Capital Residencial, en la que han participado de forma relevante, como autores o partícipes, ciertos integrantes de la familia Calabuig.