Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MWC - Mobile World Congress
FERIA INTERNACIONAL DEL MÓVIL

El móvil supera la prueba de llegar a la Gran Via

Más de 50.000 personas pasan por el congreso de telefonía el primer día

“Hay colas, claro, pero ¿qué quieres?”, decía un congresista resignado. Hubo tráfico, sí. Hubo que esperar para acreditarse, sí. Hubo que aguardar turno para coger un taxi, sí, sobre todo por la tarde. Pero todo dentro de la normalidad.

El Mobile World Congress (MWC), el encuentro más importante del mundo de telefonía, estrenó ayer nuevo recinto en la Gran Via y pasó la prueba del primer día. Los más generosos dicen que con nota. Y eso pese a que el metro no llega a la feria y no se le espera hasta, como mínimo, 2016. Los hombres y mujeres de la industria tomaron los ocho pabellones de Gran Via. Tal era la aglomeración de personas, que lograr comer un bocadillo a mediodía costaba más de media hora.

Pasadas las doce del mediodía, el director del congreso, John Hoffman, daba los primeros datos: casi 50.000 personas habían cruzado los tornos en las primeras horas. En cuatro días, esperan superar los 70.000 participantes. “Estamos batiendo récords y estamos muy contentos del traslado de Montjuïc a Gran Via. Todo está funcionando”, afirmó Hoffman. Los congresistas llegaron en Ferrocarrils de la Generalitat, en autobuses, fletados especialmente desde la plaza de Espanya, taxis y mucho coche privado. Ferrocarrils transportó hasta las ocho de la tarde, un total de 20.100 viajeros más que un lunes habitual.

Eriko Hondo, trabajadora japonesa de la compañía KDDI, aseguraba: “Aquí se está mucho mejor, el espacio es genial y con el ferrocarril y las indicaciones de los voluntarios se llega en un momento”, informa Helena Arriaza.

El despliegue policial llamó la atención desde primera hora frente a las puertas del pabellón principal. Un grupo numeroso de Mossos d’Esquadra rodeó a casi un centenar de trabajadores de Telefónica que se congregó para protestar contra la precariedad laboral y pedir la readmisión de Marcos Andrés, un empleado despedido en 2011 tras sucesivas bajas. Corearon varias protestas y el ya clásico No hay pan para tanto chorizo. Los trabajadores esperaban la llegada del príncipe Felipe, que acudió a inaugurar el congreso. Los organizadores, por su parte, se emplearon a fondo para explicarle qué supone para Barcelona ser Capital Mundial del Móvil (Mobile World Capital) desde este 2013 hasta el año 2018.

Una de las claves para entender de cerca la capitalidad será el Mobile World Festival, que se celebrará en la ciudad el próximo septiembre, seguramente el fin de semana del 14. Música, conferencias y moda —el salón The Brandery integrado— formarán parte de este festival que pretende enseñar el potencial de la tecnología y que contará con la participación del Sónar.

De momento, quedan tres días para que finalice el MWC, pero hoy, además de movilidad, algunos congresistas hablarán de fútbol y del partido de esta noche, la vuelta de la semifinal de Copa entre el Barça y el Madrid. De hecho, Hoffman, el presidente, se declara fiel seguidor del Barça. Para los que no son aficionados, les quedarán las fiestas que organizan las principales empresas. Esta noche le toca el turno a Google y a Sony.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >