Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores que luchan contra las adicciones se encierran por los impagos

La Consejería de Sanidad debe a Proyecto Hombre en Valencia las dos últimas nóminas

En total, la deuda con la Fundación presidida por Cáritas que les paga asciende a 1,2 millones

Los trabajadores de Proyecto-Hombre en Valencia se encerrarán en su sede hasta que les paguen.
Los trabajadores de Proyecto-Hombre en Valencia se encerrarán en su sede hasta que les paguen.

Trabajan con adolescentes, cada vez más numerosos, adictos a las redes sociales o a distintas aplicaciones del móvil; con personas de la tercera edad ludópatas; con cocainómanos, alcohólicos o enganchados al cannabis (cuyo número también crece). Tratan con personas con todo tipo de adicciones y también con sus familiares, inmersos también en un problema que la sociedad tiende a hacer invisible a pesar de que afecta a mucha gente. Cobran un sueldo muy justo y hace dos meses que no reciben la nómina. Por ello, el medio centenar de trabajadores de la Fundación Arzobispo Miguel Roca-Proyecto Hombre de Valencia han acordado iniciar este lunes un encierro indefinido en su sede social (en la calle Padre Esteban Pernet) para exigir a la Consejería de Sanidad el pago de la deuda total, que asciende a 1.200.00 euros.

Es lo que la Generalitat debe a esta fundación presidida por la responsable en Valencia de Cáritas, María Concepción Guillem. La Fundación ha hecho un esfuerzo para seguir pagando a sus trabajadores, pero se ha llegado a una situación límite. Los trabajadores lo saben y por eso insisten en que no concluirán el encierro hasta que Sanidad salde la deuda. Lo dicen en torno a una mesa, rodeada de camas hinchables y colchonetas, donde se disponen a pasar la noche.

Los trabajadores irán rotando, sin dejar de atender a los cerca de sus 300 pacientes (sin contar a la familia). "Ellos están informados y nos apoyan, claro", comenta uno de los trabajadores. Una mujer incide en que la gravedad de la situación es aún mayor en otros colectivos que se dedican a la cura de adicciones. Late la preocupación de que la situación derive en un cambio en el modelo de atención.

Los trabajadores han anunciado que el próximo jueves día 21 de febrero, a las 10.30 horas, saldrá desde el domicilio de Proyecto Hombre una manifestación de trabajadores que se dirigirá hacia la Consejería de Sanidad, donde se leerá un manifiesto reivindicativo. Proyecto Hombre Valencia es una entidad sin ánimo de lucro con más de 28 años de servicio a la sociedad en el ámbito de las adicciones que ha atendido durante este tiempo a más de 50.000 usuarios y sus familias.